El bondi terminó incrustado en una columna que sostiene cables de alta tensión.

Un colectivo sufrió graves daños en la tarde del lunes, tras ser impactado por una formación de la línea Belgrano Cargas, en un paso a nivel de Ingeniero Budge, en Lomas de Zamora. Como consecuencia del siniestro, 18 personas sufrieron heridas y la mayoría debió ser derivada a distintos centros médicos de la zona. El dato increíble es que el cruce no tiene barreras.

Según detalló el director de Emergencia de la provincia de Buenos Aires, Federico Villagrán, el accidente ocurrió en el paso a nivel de la calle General Juan Facundo Quiroga, sobre las vías del ramal Temperley- Haedo del ferrocarril Roca, donde fue impactado el interno 1.451 de la línea 552 por una tren de carga que transportaba carbón y cubría el trayecto Alianza-Esperanza.

Además, el funcionario precisó que del operativo de asistencia a las víctimas participaron diez ambulancias y una unidad de catástrofe, que se encargaron de trasladar a los ocho pacientes de mayor complejidad al Hospital Gandulfo, mientras que otros siete fueron llevados al Alende y uno, a la Unidad de Pronta Atención de Lomas de Zamora.

Todos eran pasajeros del colectivo, entre los que había una niña, de dos años. Sin embargo, cuando los médicos que la atendieron comprobaron que sólo había sufrido algunos golpes que no revestían gravedad, fue dada de alta.

Insólito

Mientras las autoridades intentan confirmar cómo se produjo el siniestro, los testigos confirmaron que el cruce a nivel no tiene barreras y por eso el colectivo avanzó y fue impactado, por lo que salió despedido y terminó su marcha al chocar contra un poste que sostiene cables de alta tensión.

“Aunque el tren venía despacio, como siempre pasan por acá, el golpe fue tremendo”, describió uno de los habitantes del lugar. Respecto del sitio en el que ocurrió el choque, contaron que, por no haber barreras, los trenes de pasajeros que pasan por el lugar suelen tocar la bocina para advertir sobre su presencia. Incluso, en algunas formaciones viajan banderilleros que bajan para alertar a los automovilistas y peatones sobre la llegada del convoy.

“Es un milagro que este tipo de accidentes no ocurran más seguido, no puede ser que no haya una barrera que proteja a los automovilistas y también a los peatones”, se quejó otro de los vecinos. La causa quedó bajo investigación de la fiscalía Nº 12 de Lomas de Zamora.