Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

El amor y la vocación de padres superaron toda barrera e impedimento económico, y los impulsaron a Matías y a Mariana a poder formar una numerosa familia. La pareja se inscribió en el registro de adopción, y cuando las esperanzas parecían desvanecerse, en sus vidas aparecieron cinco hermanitos, a quienes en principio resultaba complejo adoptarlos, por sus recursos.

Sin embargo, sus impactantes historias y el ansia de reconstruir sus vidas con nuevos papás, movilizaron al matrimonio, quien hoy disfruta sus roles de ser padres de cinco pequeños. En sus dieciséis años de matrimonio, Mariana y Matías tenían en claro sus deseos de ser más que dos, por lo tanto realizaron innumerables intentos por lograrlo.

"Nos informaron que eran cinco hermanos, al principio nos quedamos helados, yo dentro mío tenía un no, pero nos contaron que eran muy unidos, que no se querían separar, que les decían cuándo les iban a conseguir un papá y una mamá"

En este sentido, el hombre reveló a Crónica que "Marian quedó embarazada una vez y lo perdió. Fue hace bastante. Luego no pudo volver a quedar embarazada y la idea de adoptar fue la mejor opción". Por esta razón, la pareja se inscribió en el Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga), pero "pasaron dos años y medio y nunca nos habían llamado, entonces Mariana decidió mandar un mail a una convocatoria por tres hermanos y a raíz de este mail nos llamó la Defensoría de Menores N° 2", detalló quien en la actualidad es papá de cinco niños.

A su vez, relató que en dicho organismo "nos informaron que eran cinco hermanos, al principio nos quedamos helados, yo dentro mío tenía un no, pero nos contaron que eran muy unidos, que no se querían separar, que les decían cuándo les iban a conseguir un papá y una mamá". Los pequeños provenían de una historia familiar muy extrema, a la que se añadió su estadía en diferentes hogares de menores durante seis años.

No obstante, mantenían firmes el anhelo de jamás ser separados y por ello reconoció que Matías, en las noches siguientes, "no podía dormir pensando qué respuesta dar. Veía que los recursos no alcanzaban, era un no, pero pensaba que si se presentó esa oportunidad era por algo, y había que buscar la forma para que todos pudieran venir a casa".

Finalmente, hace nueves meses el joven y su esposa firmaron una guarda preadoptiva, instancia que garantiza que los menores, de 15, 12, 10, 8 y 7 años vivan con sus nuevos padres. La familia se amplió, a pesar de que el proceso de adaptación no fue sencillo en un comienzo, puesto que "los dos primeros meses fue muy duro porque los chicos venían con costumbres distintas, porque habían vivido con chicos de la calle, los tuvimos que reeducar, como la higiene personal, el orden, el respeto y tratar de comer todos juntos", reconoció Cifuentes.

El cariño, el afecto que sus chicos reflejaban fue el motor para poder superar los mencionados obstáculos, y por ello "no pensábamos que en tan corto tiempo se adaptaran tan bien. Por ejemplo las nenas más grandes tardaron un tiempo en decirnos papá y mamá, porque ellas tuvieron relación con sus padres biológicos. Pero en un viaje a Pergamino a una de ellas se le escapó y fue muy emocionante. Hoy en día ya está totalmente establecido".

Empero, los recursos de los progenitores no se han incrementado, y si bien han recibido notables muestras de solidaridad, la necesidad de ayuda sigue latente, principalmente para garantizar la cobertura social de toda la familia. Una colaboración que puede brindarse al mail maticifu@hotmail.com.

Ver más productos

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos