Por Matías Resano 
mresano@cronica.com.ar 

A un mes de su nacimiento, Elías lucha por su vida, producto de una infección intestinal contraída en el Hospital Municipal de Luján, donde permaneció internado desde el parto hasta la última semana, cuando su madre consideró su traslado debido a la mala atención que recibía. La mujer tomó conocimiento que su niño se contagió un virus que desencadenó la afección.

Finalmente fue derivado a un centro de salud de Florencio Varela, pero la señora no cuenta con los recursos suficientes para trasladarse y recurrió a las autoridades de Luján, con el afán que le subsidien un lugar donde alojarse. No obstante, desde el distrito le entregaron, como respuesta a su pedido, una tarjeta SUBE. En el Hospital Municipal de Luján nació Elías hace un mes y siete días, pero a sus siete meses de gestación, y por lo tanto no alcanzó el peso adecuado.

Por esta razón, las autoridades médicas decidieron que el niño permanezca en el área de neanotología del centro de salud local. Por si fuera poco, a los quince días del parto, el pequeño presentaba una inflamación en su zona estomacal, pero los estudios correspondientes no reflejaron afección alguna, y entonces los especialistas le suministraron antibióticos.

A partir de ello, parecía que los malestares cesaban pero a dos días que le dieran el alta, nuevamente Elías manifestó, llanto mediante, que algo no andaba bien. Al respecto, Rosa, su abuela, le señaló a Crónica que “cuando volvió a llorar, le decían a mi nuera que no tenía nada, que los estudios habían dado bien pero mi nieto vomitó una sustancia verde y empeoraba cada vez más”.

En este sentido, Susana, tía del menor, reveló que “a mi hermana le avisan que al nene debían trasladarlo de urgencia a otro hospital por una infección intestinal que ellos no podían resolver. A su vez, le dijeron que debieron hacerles transfusiones y suministrarle morfina”. No obstante, al arribar al establecimiento sanitario Mi Pueblo, de Florencio Varela, los propios médicos le reconocieron a Yamila, mamá del bebé, que “la infección era por una gastroenteritis mal curada, desencadenada por un virus contraído en una de las transfusiones”.

Una sucesión de irregularidades por las que Elías se encuentra en estado delicado, y fue sometido a dos intervenciones quirúrgicas. La distancia entre Luján y Florencio Varela constituye para la mamá una dificultad más, principalmente por los costos de viaje que no puede afrontar por sus propios recursos.

Por lo tanto, la joven se dirigió a las autoridades del primer distrito mencionado, en afán de obtener un subsidio que le permita alquilar una vivienda o la habitación de una pensión. Sin embargo, “desde el jueves, cuando el nene fue trasladado a Varela, hasta el lunes la llevaban en un auto del municipio.

"El martes ya le dieron una SUBE pero sin carga y así es imposible. Fueron los propios vecinos quienes entonces ofrecieron su ayuda, pero de la intendencia nada” se quejaron los familiares.