Una madre y su hijo de siete años, que tiene mielomeningocele (MMC) con hidrocefalia, demostraron ser un gran ejemplo de perseverancia. En medio de la pandemia del coronavirus y sin trabajo, dieron origen a un " emprendimiento": hacer sopa paraguaya para todo el partido de Lomas de Zamora.

Se trata de Natalia González (35) y David quienes, pese a la díficil situación que atraviesan, sin quedarse de brazos cruzados buscaron la forma de ganarse la vida. La mujer, quien ruega donaciones para seguir cocinando, contó que preparan todo en su casa y lo venden en la vereda de Marcella 1955, en Ingeniero Budge, provincia de Buenos Aires.

“Cada cosa que yo cocinaba, él me decía ‘mami esto podemos venderlo y vamos a tener más plata’. Así que un día tomando mate con una amiga, se lo comenté y me sugirió que hagamos sopa paraguaya para vender. Arrancamos así. Fue idea de mi hijo, él me incentiva”, relató Natali, quien es oriunda de Paraguay, en diálogo exclusivo con cronica.com.ar.

Sobre David, ella aseguró que es un nene que siempre está "contento, con fuerza y voluntad". Y luego agregó: "A mí me impulsa a seguir adelante. Hago cosas que jamás me hubiese imaginado hacer”. 

La iniciativa se materializó hace dos fines de semana y, según comentó Natalia, ganan dinero de a poco. “Estamos entre una hora y dos horas, ese es el tiempo que nos lleva vender. Lo que invertí en esto es muy poquito, si bien tuve una ganancia, no tengo mucho capital", sostuvo.

David, el pequeño de siete años.

Con respecto a su vida personal, la madre contó: "Quedé sin trabajo cuando mi hijo tenía dos años, trabajaba en una peluquería de capital. Me casé y me separé por violencia de género. Me tuve que ir de mi casa en septiembre de 2019 y me fui con mi hijo a una habitación en Ingeniero Budge y con la ayuda de Violencia de Género pude salir de ahí".  

De acuerdo con lo relatado por Natalia, ella obtenía recursos gracias a la pensión de su hijo y recibía alimentos por el grupo de género. Sin embargo, si no le alcanzaba la plata para llegar a fin de mes, su familia le enviaba dinero desde Paraguay.

. Natalia González, de 35 años, junto con su hijo.

“No tengo familia acá y mi ex marido me amenazaba. No tenía obra social, no tenía insumos y tuve que remarla un montón”, aseveró, y añadió: “Cuesta mucho alimentar a mi hijo, la pensión que me dan por su discapacidad es muy poca. Y si bien el grupo de género da ayuda, la vida está cara. Pero como siempre digo, nada es imposible”. 

Por último, en cuanto a las expectativas que tiene, confesó: "Apunto a que nos vaya bien y que sea como él quiere, que sea un emprendimiento más. Hoy salimos con un tapercito a vender, me gustaría poder vender cada día más y que sea un ingreso como el que te da un trabajo. Que podamos solventar más gastos y vivir más cómodamente", concluyó al tiempo que indicó que para colaborar, se pueden comunicar al 11-2632-4458.

Los dos venden sopa paraguaya en la vereda.

Reviví la emotiva entrevista en Crónica HD

 

Ver más productos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Aprendé a usar tu inteligencia

Aprendé a usar tu inteligencia

Ver más productos