Por Mariano Ceratto 
@marianodceratto 

En tiempos de coronavirus, una mujer de 54 años que sufre de leucemia expresó la desesperante situación que le toca atravesar, después de enterarse de que le retrasaron el trasplante de médula ósea que necesita para poder seguir viviendo, ya que su donante es alemán y el cierre de fronteras entre Argentina y el país europeo lo imposibilitan.

"La ilusión de pasar a otra etapa se me vino abajo. Me inyectaron esperanza y de golpe me la sacaron", contó Mariana Plater a Crónica, luego de que el último domingo difundiera una carta a través de Instagram en donde hizo público el momento que atraviesa. A ella la vida ya le había dado un golpe muy difícil de asimilar, cuando el pasado 28 de septiembre se enteró de que tenía una leucemia mieloide aguda FLT3, un tipo de mutación genética que necesita de un trasplante de médula compatible con la suya.

La enfermedad la obligó a tomar licencia en su trabajo como médica pediatra por tener "las defensas bajas" y tuvo que someterse durante los últimos meses a duras sesiones de quimioterapia. El mes pasado, el Incucai le informó que se comunicaron con un alemán que tenía una médula ósea que era ciento por ciento compatible con la suya y que entre mediados y fines de marzo le iban a realizar el trasplante.

Sin embargo, otro duro revés le tocó recibir a Mariana cuando el pasado 15 de marzo su médica le comunicó que no iban a poder transportar la médula de Alemania hasta Argentina por el cierre de fronteras que dispuso el país europeo y que replicó el nuestro. "Veo difícil que se solucione. Son decisiones que tomaron los gobiernos. Pero trato de no perder las esperanzas. Pienso en levantarme con ánimo y pensar sólo en el hoy", expresó Mariana a Crónica.

La única oportunidad que tiene para recibir el trasplante en estas condiciones es que sea de Argentina, pero hasta el momento ningún donante tiene la compatibilidad que necesita Mariana y su expectativa de vida depende de que no se deje pasar más tiempo. Mariana vive en Vicente López y está casada desde hace 30 años con Nicolás, quien trabaja como radiólogo.

Junto con él conformaron una familia compuesta por Facundo, de 24 años, y Victoria, de 21, quienes la empujaron a animarse a hacer pública su situación. "Mis hijos y mi marido fueron los que me ayudaron a subir la carta. Pensé que era la manera de dar a conocer mi situación y también una forma de que otras personas que están en la misma puedan contarlo. En un momento estaba cansada, de decir pucha, que pase algo", agregó.

Mariana no baja los brazos, se la nota golpeada, pero fuerte. "Me podría dejar morir y no quiero. Tengo que pensar en positivo y que esto se pueda solucionar", subrayó, con la esperanza de ser escuchada.

Ver más productos

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

¿Qué es sexteame?

¿Qué es sexteame?

Para fanáticos del Fútbol

Para fanáticos del Fútbol

La historia detrás del robo del siglo

La historia detrás del robo del siglo

Ver más productos