Como cada 8 de mayo, este miércoles se celebró el Día de la Virgen de Luján, con un acto principal en la basílica y otros que convocaron a miles de fieles a lo largo del país. El santuario de Luján comenzó con los preparativos de la fiesta patronal del partido bonaerense el martes por la noche, con una vigilia de oración para recibir a los peregrinos que comenzaban a llegar a las inmediaciones de la basílica.

A lo largo de la jornada se realizaron misas en distintos horarios para que todos los fieles puedan asistir, mientras que la celebración central comenzó a las 14 con una procesión con la imagen de la Virgen en andas y finalizó con una misa a las 15, presidida por el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani.

Cada 8 de mayo se celebra el Día de la Virgen de Luján.

Por la mañana, una enorme cantidad de fieles se acercó al templo y largas filas de personas acompañaron una de las peregrinaciones en honor a la Virgen, que se llevó adelante cerca de las 10 y que fue organizada por el Instituto Nuestra Señora de Luján de Lomas. Una gran convocatoria de fieles, estudiantes y familias acompañaron el paso de la Virgen, patrona de la Argentina, en su fecha conmemorativa.

La procesión, que se inició en la calle Castelli al 1680, también pasó por la puerta del jardín del colegio donde los más chiquitos le dedicaron una canción especial a la Virgen y le arrojaron papelitos como símbolo de veneración y festividad.

La coronación de la Virgen

La historia dice que un hacendado portugués radicado en Santiago del Estero quiso instalar en su estancia una capilla en honor de la Virgen. Para ello, solicitó a un amigo el envío de una imagen de la Inmaculada Concepción de María.

Dos ejemplares arribaron a Buenos Aires, pero en el traslado desde el puerto, una de las carretas se detuvo inexplicablemente en el partido de Pilar. Cada vez que intentaban moverla, los bueyes permanecían inmóviles y los vecinos de la zona quisieron conocer el contenido de los cajones, allí se encontraron con la imagen de la Virgen que quedó depositada a orillas del río Lujan. Los presentes llegaron a la conclusión de que debía permanecer en esa orilla. Sin embargo, la imagen de la Virgen se trasladó hasta una estancia cercana, donde quedó instalada hasta que se le hiciera una capilla.

Cuando se supo lo sucedido con la virgen, comenzó a recibir muchas ofrendas.

En ese sitio provisorio, la Virgen recibía ofrendas muy valiosas para la gente de campo, de ahí que se la llama “La Virgen Gaucha”. Una vecina, Ana de Matos, llegó a ofrecer sus tierras, situadas sobre el río Luján. Pese a la resistencia inicial de los fieles, se aceptó la propuesta y allí es donde se construyó la basílica actual.

En 1887, el padre Salvaire presentó al papa León XIII la petición del episcopado y de los fieles del Río de la Plata para la coronación de la Virgen. León XIII bendijo la corona y la festividad quedó establecida en el sábado anterior al IV domingo después de Pascua.

A 132 años de la coronación, miles de fieles se reúnen cada 8 de mayo en la basílica de Luján para ver pasar la imagen original de la Virgen que mide 38 centímetros de altura y representa a la Inmaculada Concepción.

Ver más productos

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Cómo vivir mejor a pesar del aislamiento

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Ponete la camiseta y reviví la final que hizo historia

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

Alberto Fernández: lo que nadie te contó

"Alberto es un tipo temperamental"

"Alberto es un tipo temperamental"

Tendencias para el fin de semana

Tendencias para el fin de semana

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Sexo ATR: vivir el placer en tiempos de cuarentena

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

Ponete la camiseta y reviví lo mejor del fútbol

La pasión no tiene cuarentena

La pasión no tiene cuarentena

Evita: secretos y verdades

Evita: secretos y verdades

¡Para los más chicos en casa!

¡Para los más chicos en casa!

Ver más productos