Por Florencia Bombini 
@florbombini 

Desde 1994, la Comunidad de SantEgidio en Argentina realiza diferentes acciones sociales y en Navidad cierra el año con un almuerzo solidario para aproximadamente 2.000 personas en situación de vulnerabilidad. Este evento se hace en simultáneo en diferentes países y alcanza a más de 200.000 almas necesitadas de un abrazo, de una compañía.

Para los miembros de esta comunidad no hay reunión que valga, pues el 25 de diciembre estará destinado a las personas que no tienen la posibilidad de celebrar la Navidad en un hogar. Marco Gallo es uno de los que está al frente de la organización de esta gran jornada solidaria, que será este lunes, y sostuvo que "la gente más necesitada es el centro de preocupación de la Iglesia y de la comunidad cristiana". Y definió que esta etapa de las fiestas "no está relacionada con el consumismo, sino con construir humanidad donde prevalezca la entrega por el otro".

En este sentido, más de 2.000 personas participarán de los almuerzos que se realizarán tanto en Capital Federal como en la provincia de Buenos Aires. En la ciudad, por ejemplo, se harán en la iglesia San Pedro ( La Boca) y en las parroquias Nuestra Señora de Caacupé (Villa 21, Barracas), Nuestra Señora de las Victorias (Recoleta), San Ildefonso (Palermo), El Santísimo Sacramento (Retiro) y Reina de los Apóstoles (Flores).

Mientras que en la provincia tocan puntos como Lanús, La Matanza y Coronel Pringles, entre otros. "En ese momento se forma una nueva familia, que vence los lazos de sangre. Es una imagen muy linda la de tanta gente, niños, ancianos, celebrando la Navidad", añadió Gallo. Además, anticipándose a las fiestas, los voluntarios armaron una merienda para 70 presos en el penal de Villa Devoto.

En el resto del mundo, este movimiento de la Iglesia Católica también les brinda almuerzos a los más necesitados tanto en Roma, como en París y hasta en África, llegando así a 200.000 personas.

Donaciones

La comunidad, presente en más de 70 países, recibirá donaciones mañana en su sede ubicada en Humberto I 389, en San Telmo, desde las 16 y hasta las 19. Los productos que más necesitan son empanadas, pan dulce, latas de ensalada de frutas y bebidas. Así, la organización podrá llevar adelante los almuerzos, que constan de una entrada, plato principal, postre y una mesa dulce.

Además, habrá un regalo personalizado para cada uno, según explicó Gallo, porque quienes participan de esta jornada "no son personas casuales", sino que los fueron "conociendo durante el año, son como amigos". Es un gesto admirable el de estos 200 voluntarios y el de toda la comunidad de SantEgidio, porque quienes están en situación de vulnerabilidad también merecen pasar una Navidad en familia.