La mañana del martes la línea B de subte sufrió una inesperada interrupción cuando, según aseguran los testigos, una persona se arrojó a las vías al paso de la formación en la estación Malabia, a la altura del barrio porteño de Villa Crespo.

Bomberos y policías trabajaron en el lugar, al tiempo que la gente debió tomar otros medios de transporte para llegar a sus destinos debido a la extensa interrupción. Con el correr de las horas, el servicio se normalizó.