El coronavirus (Covid), según sostienen muchos informes, podría generar un extraño efecto en las uñas. Al parecer, así como afecta a la pérdida de gusto y olfato, podría decolorarlas y deformarlas hasta varias semanas después de haber contraído la enfermedad, un síntoma que ya se conoce como "uñas Covid".

Este síntoma se manifiesta en un plazo que ronda las dos semanas desde el diagnóstico de infección por covid-19 y consiste en una especie de media luna de color rojizo sobre el área blanca de la uña.

La escasa aparición de esta especie de mancha en las uñas podría vincularse a una indicación de una infección por coronavirus. No obstante, la evidencia disponible hasta el momento sugiere que no existe una asociación entre la gravedad de la infección y el tipo o extensión de los cambios en las uñas.

Según el medio científico The Conversation, uno de los síntomas es un patrón de medialuna roja que forma una banda convexa sobre la zona blanca de la base de las uñas. Parece que se presenta antes que otras afecciones de las uñas relacionadas con el COVID-19, ya que los pacientes lo notan menos de dos semanas después de ser diagnosticados. Se han descrito varios casos, pero no muchos.

Los patrones de uñas rojas en forma de medialuna como este son generalmente raros, y no se han visto antes tan cerca de la base de la uña. Así que la aparición de este patrón podría ser exclusivamente una indicación de una infección por COVID-19.

En cuanto a los casos documentados, el mecanismo subyacente a este patrón de media luna no está aún claro, aunque una posible explicación podría ser el daño a los vasos sanguíneos derivado de contraer el virus. Otra posibilidad es que se relaciones con la respuesta inmunitaria, que pueda provocar coágulos de sangre muy pequeños y decoloración.

No obstante, estas marcas, según recoge ScienceAlert, suelen aparecer en pacientes son asintomáticos.