La tormenta de este miércoles por la noche provocó el estallido de ventanales de la escuela Nº1 del distrito escolar 20, secundaria situada en el Polo Educativo del barrio porteño de Villa Lugano. El incidente ocurrió cuando los alumnos estaban en plena clase y los vidrios rotos hirieron a tres de los estudiantes.

Astillas de los vidrios quedaron desparramados por los pupitres.

Los chicos estaban sentados justo debajo de la abertura y terminaron lastimados. Una adolescente sufrió cortes en la cabeza, un brazo y la mano. 


Las dos ventanas se desprendieron por completo

"No tuvimos un muerto de milagro", manifestó el director que realizó reiteradas quejas por las . irregularidades en la institución, sin obtener ninguna respuesta positiva.

"No tuvimos un muerto de milagro"

Detalló que el edificio no tiene final de obra, no está habilitado y no cumple con la ley de Vidrios Seguros que obliga a los establecimientos a contar con vidrios blindados o laminados. 

El edificio es nuevo pero no cuenta con habilitación municipal.