Con una suba de sólo 0,8 por ciento contra la misma fecha del año pasado, las ventas navideñas, medidas por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME) en todo el país, se concentraron particularmente en grandes cadenas y comercios con capacidad para atraer público con descuentos y cuotas sin interés.

Para el grueso de los comercios no llegó a ser una performance del todo satisfactoria, pese a que se había cobrado el medio aguinaldo. La encuesta, realizada entre el jueves 21 y el domingo 24 en 1.800 comercios pequeños y medianos del país, registró un consumo promedio de 660 pesos, 24,5 por ciento más que en la Navidad de 2016.

En la ciudad de Buenos Aires, explica el informe, las ventas para el fin de semana empezaron más tarde de lo acostumbrado para la fecha, consecuencia de los incidentes del lunes 18 y del paro del martes.

Para los comercios más chicos, el regreso de los manteros de Liniers y de la avenida Avellaneda, en Flores, aparte de las ferias informales a cielo abierto, también hicieron sentir sus efectos. Hasta el viernes, señala el informe, la perspectiva era poco entusiasmante, pero entre el sábado a la noche y la media tarde del domingo repuntó.

El promedio de ventas registrado, de 0,8 por ciento sobre el de la Navidad anterior, “no es malo, pero tampoco tan bueno, si se tiene en cuenta que en la Navidad 2016 las mismas habían caído 2,1 por ciento”, remarca el informe.

“De los 14 rubros que componen la canasta navideña relevados, 7 finalizaron en alza, 6 en baja y 1 sin cambios. Los ramos en alza fueron: electrodomésticos y electrónicos (4,2%), bijouterie y accesorios (3,6%), alimentos y bebidas (3,1%), juguetería, librerías y rodados (2,5%), bazares y regalos (3,2%), perfumerías y cosméticos (2,8%) y consolas, videojuegos, e informática (1,8%)", agrega.

“De los 1.800 negocios consultados, el 51 por ciento declaró mejora frente a la Navidad pasada (siempre midiendo a precios constantes), 37 declaró declive y el 12 restante se mantuvo sin cambios”, detalla el informe.

“Un canal de venta que continuó ganando protagonismo este año fue Internet -continúa-. Según un sondeo entre 3.000 consumidores realizado por la consultora Focus Market para CAME, el 26 por ciento de la gente tenía intenciones de adquirir vía online en esta celebración. En 2016, en el mismo relevamiento, el 23 por ciento de la gente planeaba comprar de ese modo y en 2015 era sólo el 11 por ciento”.

Asimismo, explica que en “algunas ciudades fronterizas a Paraguay, Chile y Bolivia, ayudó a recuperar consumo los controles más estrictos sobre lo que ingresaba de esos países, especialmente en electrodomésticos. Las tiendas locales ayudaron a desanimar la importación hormiga poniendo a disponibilidad del público financiamiento de 6, 12 y 18 cuotas sin interés. En este sentido, se destaca el plan diseñado especialmente por CAME- Atacyc, que permitió ofrecer 12 cuotas sin interés todos los días para todos los rubros”, señala el informe.