El servicio de subtes estuvo interrumpido, ya que no funcionaron las líneas C, B y el Premetro, mientras que la línea D se manejó con servicio limitado, aunque para la tarde fueron solucionados los problemas y se restableció el servicio de todas las líneas con excepción de la B, la cual fue la más afectada. Las impactantes imágenes que los usuarios subieron a las redes sociales reflejaron las inundaciones que se registraron en las diferentes líneas.

Estación de la línea D repleta d

En tanto, en el Aeroparque Jorge Newbery colapsó un desagüe del sector nuevo de check in, que aún no fue inaugurado y será utilizado por Avianca, Amazonas y Latam, y el agua "empezó a caer sobre los mostradores pero no afectó la atención al público porque no está habilitado el sector", precisaron fuentes aeroportuarias.

Asimismo, las operaciones de los aeropuertos de Ezeiza, Aeroparque y El Palomar sufrieron demoras y cancelaciones de vuelos a causa de las tormentas registradas en la madrugada. Recién durante el mediodía las tareas se normalizaron, aunque las autoridades aeronáuticas indicaron que los problemas pueden seguir si las condiciones climáticas no mejoran.

Aeroparque inundado.

En Aeroparque la intensa actividad eléctrica hizo que los primeros vuelos de la mañana previstos entre las 4.35 y las 6.30 comenzaran a partir desde las 7, con demoras de unas dos horas, en algunos casos. Sin embargo, algunos vuelos despegaron recién sobre las 11.

Aerolíneas Argentinas debió reprogramar un vuelo a Córdoba que debía partir a las 7.05 y se demoró el servicio a Río Gallegos que debió haber despegado a las 5, en ambos casos por las condiciones meteorológicas en destino.

En Ezeiza, se demoraron la llegadas de vuelos de Norwegian, Air Europa, Alitalia, American Airlines, United y Lufthansa, en este último caso, desviado a un aeropuerto de alternativa hasta tanto mejorasen las condiciones climáticas. Asimismo, Latam debió cancelar dos servicios desde Santiago de Chile.

En cuanto a las partidas, se demoraron los vuelos de Andes a Varadero; de Latam a Quito, Río de Janeiro, Lima y San Pablo; de Avianca a Lima y a Bogotá y de Gol a Río de Janeiro.

Muchas escuelas también vieron dañadas sus estructuras, por lo que en esos establecimientos no se sabe si podrán reanudar el miércoles el ciclo lectivo.

La Escuela 5 de El Palomar sufrió grandes daños.