Un grupo de la República Democrática del Congo castigó terriblemente a una mujer que sirvió un plato prohibido en un restaurante.

La víctima fue azotada, violada y asesinada delante de una multitud por ese insólito motivo. Ocurrió el 8 de abril en la localidad de Luebo. Lugar que por entonces estaba controlado por el grupo armado Kamuina Nsapu.

Por servir porotos con pescado los rebeldes le quitaron la vida, ya que se abstienen de comer animales en época de guerra, consideraron que había anulado sus conjuros de protección.

Las imágenes empezaron a circular hace pocos días por whatsapp e inmediatamente se volvieron virales.