Por Francisco Nutti
@FranNutti

La crueldad del frío no perdona las flaquezas de un país que lleva 13 personas muertas de hipotermia en lo que va del año, casi el triple con respecto al invierno pasado, donde fueron cinco quienes perdieron la vida producto de las temperaturas bajas que, mayoritariamente, afectan a los sectores más vulnerables.

"Tenemos muy en claro que la calle no es un lugar para vivir", aseguró a Crónica Martín Giovio, voluntario de Red Solidaria, quien contó que durante todo el invierno estarán de lunes a viernes de 19 a 21 en Plaza de Mayo, frente a la Catedral de Buenos Aires, para asistir a personas en situación de calle y compartir, junto a ellos, una mesa digna.

La problemática no cesa. En 2007, tras producirse 67 muertes a causa de heladas en 20 ciudades del país, la Red Solidaria impulsó una campaña denominada Frío Cero, que consiste en ayudar y acompañar a la gente carenciada con donaciones de alimentos, ropa o una dosis de coraje para creer en un futuro mejor.

"Frío Cero se trata de un encuentro, donde hay un plato de comida, un abrigo, una manta, una palabra, un rato de tiempo y un abrazo. Para que el invierno sea un poco menos intenso ante la injusticia que están viviendo", explicó Giovio. Y agregó: "Es una tarea de todos como comunidad no ser indiferentes e involucrarnos, dando aviso, acercándonos, llevando un abrigo o deteniéndose a charlar unos minutos con la persona que lo necesite". Cada noche se acercan al lugar cientos de personas sin hogar, de extrema pobreza y otros que sí tienen vivienda. Todos con muchas necesidades, cada vez más. Allí se entregan abrigos para combatir el frío y una muy larga mesa para compartir la comida.

Desde el sitio oficial de la entidad solidaria fundada por Juan Carr junto a cinco amigos en 1995, se expide un mensaje claro y conciso: "Las necesidades existen en algún lugar del Chaco, de Ushuaia, de Jujuy, pero también existen en la puerta de tu casa, en los comedores comunitarios, en las escuelas públicas, en los hogares de ancianos, en los umbrales o las veredas donde duerme una persona". Y explaya: "Ese desafío y esa transformación son posibles, están a nuestro alcance. Nos esperan. Son ellos los que cuentan, los que esperan una oportunidad, los que necesitan de nuestro aliento y nuestro compromiso".

El primer deceso del año por hipotermia fue a fines de mayo y ocurrió en Río Negro. Luego, desde distintos puntos del país se apagaron otras vidas que no tuvieron la posibilidad o la asistencia necesaria para refugiarse bajo un techo. Dormir a temperaturas menores a seis grados puede determinar la muerte de cualquier ser humano. Quienes lo padecen suelen ser "los nadie, los hijos de nadie, los dueños de nada". Por el momento son pocos los políticos que se acercan para dar una mano. Pero la solidaridad del pueblo vence barreras. Y ese ya es un buen motivo para salir adelante.

¿Cómo ayudar?

Ante la gran cantidad de muertes por el frío, varias iniciativas, públicas y de la sociedad civil, apuntan a visibilizar e intentar solucionar la vulnerabilidad de las personas en situación de calle. Por eso, si ves a una persona en situación de calle y querés ayudarla podés comunicarte al WhatsApp solidario (2352- 485030), dirigirte al puesto de Red Solidaria ubicado en Plaza de Mayo, frente a la Catedral, de lunes a viernes de 19 a 21, o llamar al teléfono de emergencia que cada comunidad tiene:

- CABA: 108
- La Plata: 103
- Mar del Plata: 223-4650443
- Resto de la provincia de Buenos Aires: 911 - Rosario: 0800-444-0909
- Bariloche: 0294-442-7554
- Córdoba: 0351-4285600
- Mendoza: 449-3027

Además, hay una campaña denominada #FríoCero que busca "hacer ruido" para que todos sean conscientes de que hay personas viviendo en la calle que tienen que soportar las bajas temperaturas sin techo, sin abrigo y muchas veces, sin comida caliente. Bajo el ala de la Red Solidaria, cientos de voluntarios acompañan a quienes están en la calle y que son quienes más sufren los días de frío. Esta campaña incluye una aplicación que cada uno puede descargar a su celular, donde entre otras cosas encontrará un mapa para saber dónde uno se puede acercar para ayudar.