La Armada Argentina aseguró que se harán todos los esfuerzos por geolocalizar las siete llamadas satelitales fallidas hechas desde el submarino ARA "San Juan", con el que se perdió contacto el miércoles con 44 tripulantes a bordo.

"La información brindada por la empresa satelital es que hubo siete intentos de llamadas de poco segundos que no se terminaron de concretar", reiteró el vocero de la Armada, Enrique Balbi. "Se tratarán de exprimir esa información para dar con un dato concreto y geolocalizar esas llamadas", agregó en rueda de prensa.
 
Según Balbi, "no se puede descartar ninguna hipótesis" sobre qué sucedió con el submarino, dado que "la meteorología sigue siendo muy adversa" para la búsqueda marítima debido a que se registran "olas de 5 o 6 metros" de alto en la zona. 

En tanto, valoró que "por suerte" se puede seguir con la exploración aérea y precisó que ya se revisó el 80% del área delimitada.
 
"Seguimos con el esfuerzo de la búsqueda", destacó Balbi luego de indicar que “se sigue dando apoyo a los familiares” en Mar del Plata y que "hasta se sumó un experto en psicología de las Naciones Unidas (ONU) especialista en estos casos".

En tanto, Chile, Uruguay, Brasil, Perú, Francia, Inglaterra y Estados Unidos "han puesto materiales y recursos humanos" a disposición para la búsqueda del ARA “San Juan”, aseguró Balbi y comentó que "la idea es ir planificando la ayuda".

Por último, el vocero de la Armada aseveró que dentro del submarino "no habría inconvenientes en cuanto al oxígeno y que hay víveres para unos 15 días más".

El último contacto con el ARA San Juan, uno de los tres con que cuenta la Armada, fue el miércoles a las 7.30, y el operativo de búsqueda se activó en la noche del jueves, luego de no recibir la comunicación prevista a las 22 horas.

La Armada adelantó que habrá un nuevo parte con información alrededor del mediodía.
 

Conicet envía dos buques

Los buques oceanográficos "ARA Austral" y "ARA Puerto Deseado",  que forman parte de la flota científica del Conicet, se sumaron a la búsqueda del submarino "ARA San Juan", desaparecido el miércoles pasado con 44 tripulantes a bordo.

Los barcos zarparon el sábado desde el puerto de Mar del Plata rumbo a la zona de rescate con equipamiento de última tecnología capaz de localizar al submarino, precisó el Conicet en un comunicado.

El Buque Austral posee un “Perfilador de Subfondo Marino Parasound P70” y un “Perfilador Acústico de Corrientes Doppler Ocean Surveyor 38kHz”, indicó.

"La  instalación de la sonda Multihaz de última generación para medición de profundidades da a ese barco una especificidad a nivel mundial que no tiene otro buque del Estado argentino", aseguró.

El Austral tiene capacidad para 52 personas -25 tripulantes y 27 científicos- y cuenta con seis gabinetes: de sismología, aire comprimido para sísmica, hidroacústica, oceanografía, geología y química.
También posee dragas y rastras con videocámaras incorporadas, receptores de imágenes satelitales, cartas meteorológicas y un sistema de observación del suelo marino, entre otras capacidades operativas y equipamiento científico.

El  'Puerto Deseado' realiza campañas anuales de investigación en atmósfera, monitoreo pesquero, geología y biología marina, geobiológica, oceanografía y estudios sobre contaminación a lo largo de la costa patagónica, Tierra del Fuego y la Antártida.

Los navíos del Conicet forman parte de Pampa Azul, la iniciativa inter-ministerial con la que se desarrollan investigaciones en el mar argentino para la conservación y manejo de los recursos naturales.

El sábado se detectaron siete llamadas satelitales que se realizaron desde el ARA “San Juan” y no llegaron a enlazar con bases de la Armada Argentina, informaron el Ministerio de Defensa y la Armada.

"Se detectaron siete llamadas satelitales que se habrían realizado desde el submarino ARA San Juan y que no llegaron a enlazar con las bases de la Armada Argentina, lo que indicaría que la tripulación intenta restablecer contacto, por lo que se trabaja para determinar su localización precisa", había señalado Defensa en un comunicado.

Ahora, con la colaboración de una empresa estadounidense especializada en comunicación satelital, se trabaja para determinar la ubicación precisa del emisor de las señales.