Recién están creciendo en la panza de la mamá y aún falta un poco más de la mitad del embarazo para que salgan a este mundo. Sin embargo, su historia, casi sin precedentes, por cierto, tomó una importante repercusión a nivel nacional y estos cuatro bebés ya se hicieron conocidos en los medios. Crónica, que en su edición de ayer hizo pública la noticia, dialogó con Yanina Gutiérrez, de 33 años, la mamá a quien en la primera ecografía la sorprendieron dándole la noticia de que esperaba mellizos y gemelos a la vez.
Ni ella ni Matías Graf, su pareja, podían salir de su asombro, pero al mismo tiempo hoy desbordan de felicidad. Ambos comenzaron su relación hace apenas un año, gracias a un cambio de puesto en la fábrica de electrónica Radio Victoria de Río Grande, en Tierra del Fuego. En pocas semanas se mudarán a Buenos Aires para recibir una atención personalizada y se quedarán en la ciudad por tiempo indefinido, al menos hasta que los bebés estén en condiciones de regresar al sur. 

Yanina y Matías viajarán a Buenos Aires en breve, para el seguimiento del embarazo que, dadas sus características, es de alto riesgo.

Con una panza que no simula su embarazo de gemelos y mellizos, pese a que recién pasaron tres meses y una semana, Yanina recorrió con Matías numerosos estudios de radio y canales de televisión locales en las últimas horas. "No ha pasado una hora en la que no ha sonado el teléfono", le comentó la futura mamá a este medio.

En su relato, Yanina confesó sus sensaciones al observar la primera ecografía: "No paraba de llorar. El médico me dijo: ‘Son cuatro. Sos la reina madre de la familia’ y me mostró cada bebé". Los 2.900 kilómetros que separan Buenos Aires de Río Grande no impiden que Yanina muestre su emoción. "Alguien me dijo que en la primera ecografía uno se vuelve a enamorar. Fue así. Me volví a enamorar de cuatro, me enamoré de mis cuatro bebés"

Cambio de vida

Yanina, que nació en La Banda, Santiago del Estero, apenas lleva un año de relación con Matías, oriundo de Coronel Suárez y que desde 2002 vive en Tierra del Fuego. "Hacíamos vida de solteros antes de enterarnos de esto. La noticia nos agarró por sorpresa y hoy en día pasa todo por los seis. Entonces vinimos a vivir a la casa de mi mamá por el momento", explicó la mujer que dejó de trabajar apenas se enteró de la complejidad de su embarazo, al igual que su novio, quien quedó al cuidado de la futura mamá. "El trabajo fue bastante flexible y entiende la situación", cerró la mujer antes de ingresar a otro estudio de televisión para seguir relatando su hermosa historia.

La voz de la abuela

Teresita Coria es la mamá de Yanina, quien, junto a Matías y a sus otras hijas, está al cuidado de esa enorme panza que aloja cuatro criaturas. "Me mostró un estudio que daba positivo y me sorprendió. Nunca nos imaginamos esto y menos que serían cuatro. Ahora ellos viven conmigo, porque tiene que tener atención las 24 horas. Nos vamos turnando. Es una gran felicidad, pero somos conscientes de que es un embarazo de alto riesgo y necesita extremos cuidados", señaló la abuela, que ya disfruta de dos nietos de 10 y 7 años. Otra de las preocupaciones es cómo será el futuro de la familia: "Ellos no tienen casa en Río Grande, pero vamos paso a paso. Lo importante primero es que ella y los nenes estén bien".