Con la muerte de un hombre de 81 años ascienden a 40 los muertos por el incendio que ocurrió hace una semana en el hospital Sejong, de la ciudad surcoreana de Miryang, el peor en los últimos diez años en ese país.El anciano que este viernes perdió la vida estaba internado en un centro sanitario cercano al que fue trasladado tras el incendio de hace una semana. 


Además, la agencia Yonhap informó que se encuentran en situación crítica otros tres heridos, que forman parte de las 151 personas que fueron afectadas por el fuego. Las autoridades de Miryang, ubicada a 280 kilómetros al sudeste de Seúl y de Gyeongsang del Sur, la provincia donde se encuentra la ciudad, planean celebrar mañana una ceremonia en recuerdo de las víctimas.


La investigación del siniestro no aclaró todavía las causas que dieron origen a las llamas, pero puso en discusión las normativas antiincendio de Corea del Sur, después de que otro incendio en un gimnasio de la ciudad de Jecheon causó 29 muertos y 36 heridos. En el hospital Sejong el fuego comenzó en la sala de emergencias del primer piso del edificio, que quedó totalmente calcinado, y las emanaciones tóxicas se esparcieron por todo el hospital.


Precisamente la inhalación de humo tóxico fue la causa de todas las muertes, en el que quedó registrado como el peor incendio en Corea del Sur desde 2008 cuando 40 trabajadores perdieron la vida en un almacén de la ciudad de Icheon, al sudeste de Seúl.