Los Bomberos, la Policía de Frankfurt y la Oficina de orden público están al frente de las tareas para evacuar a los ciudadanos alemanes, preparar la ciudad en un protocolo de emergencia y desactivar la bomba de la Segunda Guerra Mundial.

La evacuación total de la población de esa ciudad comenzará mañana a las 6 y obligará a unas 60.000 personas a dejar sus casas e ir a una zona de seguridad.

La bomba, una mina aérea HC 4000 con 1,4 toneladas de explosivos, fue hallada el 29 de agosto por trabajadores de la construcción en una obra en el barrio de Westend.

A más de 70 años del fin de la Segunda Guerra Mundial, se siguen encontrando en Alemania bombas sin estallar. 

Unas 21.000 personas fueron evacuadas este sábado en Coblenza, en el oeste de Alemania, durante el tiempo necesario para desactivar la bomba en la víspera de otra operación de desminado.

A principios de esta semana, la desactivación de una bomba en Berlín obligó a cerrar durante varias horas el aeropuerto de Tegel.

Una veintena de vuelos fueron desviados y los pasajeros afectados acabaron en las instalaciones del futuro aeropuerto internacional de la capital alemana, aún por inaugurar. 

Fuente: Télam