Con un corte de mangas, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, había anunciado que el examen de coronavirus le había dado negativo. Sin embargo, fuentes médicas citadas por la prensa de ese país aseguraron que el mandatario deberá estar en cuarentena hasta la semana próxima y que también tendrá que volver a realizarse el análisis para comprobar si padece la enfermedad o no.

El primer anuncio de Bolsonaro llegó en medio de una jornada que tuvo en vilo a Brasil y a Estados Unidos por el temor de que también se hubiera contagiado  Donald Trump, en virtud de que ambos cenaron el sábado pasado juntos, en el estado de Florida.

Por Facebook, Bolsonaro informó sobre el negativo para Covid-19 mostrando una fotografía de hace dos semanas en la que les hacía un corte de mangas a los periodistas.

Lo hizo luego de que la cadena estadounidense Fox News, aliada a Trump y amigable con los Bolsonaro, dijera que el mandatario brasileño tenía el coronavirus, citando como fuente nada menos que a su hijo Eduardo Bolsonaro, diputado y activista confeso del mandatario norteamericano.

Pocos minutos después del anuncio, Bolsonaro escribió en otra red de origen estadounidense, Twitter, en mayúsculas: "NO CREAN EN LOS MEDIOS FAKE NEWS! SON ELLOS LOS QUE NECESITAN DE USTEDES!".

La publicación del presidente de Brasil en Twitter.

Bolsonaro dijo que el test que le habían hecho en el Hospital de las Fuerzas Armadas de Brasilia había dado dio negativo. Los estudios fueron realizados por existe un enfermo de coronavirus en su gabinete, el secretario de Comunicación, Fabio Wajngarten

El funcionario dio positivo al bajar del avión que compartió con Bolsonaro el martes, cuando ambos volvían de una gira por Miami junto con otros seis ministros y la primera dama. El sábado, todos compartieron una cena en la residencia de Trump Mar-A-Lago.

El polémico posteo con el corte de mangas.

Según publicó el diario O Globo, también dio positivo el examen de coronavirus de Karina Kufa, abogada de Bolsonaro. El resultado que el mandatario divulgó fue festejado en el gobierno, sobre todo porque el Poder Ejecutivo traba una batalla política contra el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, quien criticó al ministro de Economía, Paulo Guedes, "por tener un plan mediocre" para enfrentar la "coronacrisis" que arrastró a la Bolsa de Valores de San Pablo a la peor caída del siglo este jueves, de casi 15% y una devaluación de 18% en lo que va del año.

Guedes dijo que esperaba presentar en 48 horas un plan para destinar recursos al área de salud, en medio del ajuste que realiza el gobierno, preparando las reformas tributaria y administrativa, esta última tendiente a reducir el salario piso y techo de los futuros empleados públicos.

Dos minutos después de la publicación de Bolsonaro, la primera dama, Michelle Bolsonaro, puso en Instagram: "Resultado negativo de coronavirus para la familia y los empleados. Gracias por las oraciones".


El test de Bolsonaro quedó envuelto idas y vueltas sobre todo porque su hijo Eduardo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja, fue citado como fuente de FoxNews Estados Unidos contando que el examen había salido positivo.


El periodista de Fox News John Roberts declaró que Eduardo Bolsonaro les había dicho que dio positivo y que luego cambió su versión. Lo mismo había hecho el diario carioca O Dia, que había alertado a la opinión pública sobre un positivo.

Al caer la tarde, sin embargo, los diarios O Estado de Sao Paulo y O Globo informaron, basados en fuentes médicas, que Bolsonaro estaba en cuarentena y que hasta la semana próxima deberá vivir aislado en la residencia presidencial, para luego someterse a nuevos análisis que confirmen si tiene coronavirus.

El jueves por la noche, Bolsonaro dio una cadena nacional pidiendo a sus seguidores de extrema derecha postergar una protesta convocada por empresarios para el domingo para pedir el cierre del Congreso y el Supremo Tribunal Federal, supuestamente obstáculos en la gobernabilidad.

Antes había aparecido por Facebook con barbijo, al lado de su ministro de Salud, Luiz Mandetta. Bolsonaro se encuentra dentro del grupo de riesgo, ya que tiene 64 años y en 2018 recibió una puñalada en el estómago que lo retiró de la campaña electoral en la que finalmente logró la presidencia.

En Florida, antes de partir hacia Brasil con el funcionario contaminado, Bolsonaro había dicho que el coronavirus era una "fantasía inflada por los grandes medios".

El video en el que Bolsonaro habló del coronavirus

Ver más productos

30 discursos que cambiaron el mundo

30 discursos que cambiaron el mundo

Jeff Bezos, CEO de Amazon

Jeff Bezos: cómo fue el camino al éxito del CEO de Amazon

La educación que necesitamos

La educación que necesitamos

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Llegar a la tercera edad siendo jóvenes

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Diario de emociones: el libro de la película Soul

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Los primeros 1000 días de tu hijo son fundamentales 

Descubrí la Guía astrológica para 2021

Descubrí la Guía astrológica para 2021

La historia completa sobre Eva Duarte

La historia completa sobre Eva Duarte

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Crónicas de retórica: los discursos que cambiaron al mundo

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Luciano Lutereau escribe cómo ser padres en el Siglo XXI

Ver más productos