<a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Paraguay'>Paraguay</a>'s new President Mario Abdo Benitez (C) delivers a speech after being sworn-in, in Asuncion, on August 15, 2018. - Mario Abdo Benitez, of the right-wing Colorado party, was sworn-in Wednesday as President of   <a href='https://www.cronica.com.ar/tags/Paraguay'>Paraguay</a>, with the challege of getting to agreements with the opposition. (Photo by NORBERTO DUARTE / AFP)
Abdo Benítez. Durante su discurso en Asunción. (AFP)


"Me comprometo a construir los consensos necesarios para una justicia independiente", destacó en su discurso como flamante presidente de la República, previo saludo a los mandatarios de otros países y demás presentes en el acto realizado en la fachada litoral del Palacio de Gobierno.

"¿Por cuánto tiempo más nuestro pueblo va a aguantar a una justicia implacable como el acero para los más humildes y complaciente con los más poderosos de nuestro país?", cuestionó el nuevo mandatario.

También abogó por "un Paraguay unido, reconciliado, recordando que el perdón sana el alma y trae el perdón entre hermanos", aunque aclaró que espera "una unidad que no significa uniformidad, donde convivamos en el debate".

 
 

"Yo no seré juez de nadie, pero si en mi gobierno alguien tiene inconductas, seré el primero en colaborar con la justicia. No seré complaciente con esas inconductas", aseguró el Presidente.

En ese mismo contexto, señaló que ha conversado con cada uno de sus miembros de gabinete y les advirtió lo mismo, pero que confía plenamente en que están a la altura de la demanda de la ciudadanía y que trabajarán con honestidad. 

Los más desprotegidos
 

Mario Abdo también aseguró que articulará todos los esfuerzos para que los compatriotas salgan de la pobreza y tengan una vida digna. Trabajará en políticas tributarias para aumentar la cantidad de contribuyentes y disminuir el contrabando y la evasión de impuestos. "Cada vez que alguien escoge ese camino (el de la informalidad), el Estado deja de recibir los recursos que pueden ser utilizados para atender a ese niño que llega de urgencia a un hospital", cuestionó.

Prometió que se encargará de demostrar que "sí se pueden hacer bien las cosas" y trabajará porque el país pueda seguir creciendo económicamente pero que ese crecimiento sea más inclusivo, a fin de sacar a la ciudadanía de la pobreza y disminuir el desempleo. "A la pobreza vamos a derrotarla con el trabajo", indicó.

Invitó además al sector empresarial a que se involucre y con su capacidad innovadora invierta en nuestro país, a la par de destacar que su gobierno tendrá políticas para micro y medianas empresas, a fin de hacer que el Paraguay sea más atractivo como plataforma de inversión, según informa el sitio abc.com.py.

(AFP)

Educación

En otro momento, habló de nuestro pésimo sistema educativo y la deserción escolar. Aseguró que durante su gobierno se enfocará en la política educativa llena de valores e impulsará la capacitación docente constantemente. "El 60% de la población es menor de 30 años. Sin embargo, 4 de cada 10 terminan el ciclo básico y 1 de 100 logra terminar la universidad", destacó.

En ese sentido, aseguró que si esa realidad no es transformada, no se puede lograr un cambio en el Paraguay. "Ese capital humano necesita de inversión para activar su potencial", señaló. Por ese motivo, afirmó, promoverán acciones que disminuyan la deserción escolar. Por último, en esta materia, invitó a que la educación sea una causa nacional.

Orgullo
 

"Al final de mi mandato seré, como dice la Constitución, senador vitalicio de la República del Paraguay para, con el ejemplo, mostrar que nadie puede estar por encima de la República, de la Constitución y nuestras leyes y que nadie puede ser más fuerte que el Paraguay", afirmó en clara alusión su antecesor Horacio Cartes, que quiso asumir como senador activo.

No obstante, en su sector político también está otro ex presidente que quiso violar la Constitución Nacional, Nicanor Duarte Frutos, que si logra el acuerdo del Congreso será director de la Entidad Binacional Yacyretá. 

En otra parte de su discurso también resaltó el valor de su victoria en las elecciones, en que "no ganó quien tuvo más dinero; ganó quien siempre tuvo fe en el pueblo".