La presentación fue realizada por el Instituto de Garantías Penales al juez Marco Aurelio Mello, quien votó la semana pasada en contra de la prisión de Lula y el encargado de analizar otra acción que puede ser votada el próximo miércoles por la corte suprema y que podría significar también la excarcelación del ex mandatario.

El juez Mello debe llevar esta semana al plenario del Supremo Tribunal Federal una acción para someter a votación si se continúa la jurisprudencia de 2016, pedida por la Operación Lava Jato, que permite detener a condenados en segunda instancia.

La Constitución, en cambio, sostiene que un condenado debe ser sometido a todas las instancias para ser detenido y este concepto es el que abriga las principales esperanzas de la defensa de Lula para que el ex presidente pueda salir de la cárcel, tras haber sido detenido el sábado pasado para cumplir una pena de 12 años y un mes de cárcel.

Ayer, el juez conocido como un garantista y ajeno al Partido de los Trabajadores, ya que fue puesto en la corte por el ex presidente Fernando Collor de Mello, dijo que el miércoles próximo intentará tratar la cuestión en el supremo tribunal.

Mello es uno de los defensores de pacificar la disputa legal en el Supremo Tribunal Federal ya que la jurisprudencia choca contra la Constitución. Según el letrado, la jueza Rosa Weber, clave para el 6-5 que rechazó el hábeas corpus a favor de Lula el miércoles pasado, está a favor de cambiar su voto.

Por otra parte, fuentes informaron que el ex presidente Lula recién vería evaluada su condena por el Supremo Tribunal de Justicia, una tercera instancia, en junio.

Esta es otra carta de Lula, pero una ratificación de la condena lo pondría directamente a cumplir la pena, sin posibilidad de una salida.

"Cuando presentamos la primera acción para revisar la prisión en segunda instancia Lula ni siquiera estaba denunciado, Esto supera a Lula y a cualquier habeas corpus, esto es una decisión de relevancia trascendente, de volver a la Constitución, sostuvo Antonio Carlos de Almeida Castro, Kakay, el titular del Instituto que presentó hoy la medida cautelar.