Luego de la presión ejercida por el primer ministro británico, Boris Johnson, y por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quienes pidieron condenar la invasión que desplegó el presidente de Rusia, Vladimir Putin, sobre Ucrania, el jefe de fiscales de la Corte Penal Internacional (CPI) decidió iniciar una investigación por crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Hace unos momentos, notifiqué a la presidencia de la Corte Penal Internacional mi decisión de proceder de inmediato con investigaciones activas”, aseguró Karim Khan, el jefe de fiscales de la CPI, en un comunicado.

 

El pasado 28 de febrero, el funcionario de origen británico había manifestado su intención de abrir una investigación por crímenes “cometidos por cualquiera de las partes en todo el territorio de Ucrania.

De esta manera, con el apoyo de una solicitud de 39 países, la fiscalía de la CPI comenzará la pesquisa en Ucrania.

¿Qué es la Corte Penal Internacional y cuál es su jurisdicción?

La Corte Penal Internacional, que tiene su sede en la ciudad de La Haya, en los Países Bajos, es un tribunal de justicia internacional permanente cuya misión es juzgar a las personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, guerra, agresión y lesa humanidad.

Los procedimientos propuestos por la fiscalía de la CPI necesitan habitualmente del visto bueno de una sala de cuestiones preliminares compuesta por tres jueces. No obstante, la solicitud presentada por 39 países, entre los que se encuentran España, Francia, Alemania, Reino Unido, Portugal, Italia, Canadá y Australia, entre otros, elimina el requisito de la autorización de los magistrados y permite la fiscalía de la Corte Penal Internacional comenzar automáticamente con las investigaciones.

Mi oficina encontró una base razonable para creer que se cometieron delitos dentro de la jurisdicción de la CPI, e identificó posibles casos que serían admisibles”, advirtió Khan.

Reitero mi llamado a todos los que participan en las hostilidades en Ucrania para que se adhieran estrictamente a las normas aplicables del derecho internacional humanitario”, agregó el funcionario, quien reiteró que ninguna de las partes involucradas en el conflicto “tiene licencia para cometer delitos dentro de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional”.

Aunque Rusia y Ucrania no son estados que forman parte de la CPI, en noviembre de 2013 y en febrero de 2014, Kiev presentó dos solicitudes, aceptando de esta manera la jurisdicción del tribunal.

La antecesora de Khan, Fatou Bensouda, había manifestado en diciembre de 2020 su intención de abrir una pesquisa por crímenes cometidos en la península de Crimea y en las autoproclamadas repúblicas prorrusas de Donetsk y Lugansk, ubicadas al este de Ucrania.

Sin embargo, Khan aclaró que las investigaciones empiezan desde el 21 de noviembre de 2013 “en adelante”, por lo que su jurisdicción abarca “cualquier acusación pasada y presente de crímenes de guerra, de lesa humanidad o genocidio”.

 

El anuncio de la CPI se produce cinco días antes del comienzo del juicio por la demanda que presentó Ucrania contra Rusia por genocidio en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el alto tribunal de la ONU.

Aunque ambos tribunales se encuentran en la ciudad de La Haya, tienen distintas funciones. Mientras que la CPI procesa la responsabilidad penal de los individuos, la CIJ arbitra en litigios entre estados soberanos.

Ver comentarios