Un hombre mató a cinco personas en la localidad rusa de Yelatma porque estaban hablando alto frente a su casa el último sábado a la noche.

Las víctimas son cuatro hombres y una mujer que tenían entre 22 a 31 años y vivián en la región de Riazán, ubicada a unos 200 kilómetros de Moscu, en la cual existía una cuarentena obligatoria por la expansión de la pandemia del Coronavirus ( Orthocoronavirinae).

El sujeto intento fugarse del lugar, pero fue arrestado en cuestión de minutos por agentes, quienes fueron advertidos por vecinos de la situación.

"El hombre, nacido en 1988, no está en sus cabales. Acudía a la consulta de un psiquiatra", afirmó un testigo.

Según relató la policía, el agresor se quejó de un grupo de personas que lo molestaba y con las que se puso a discutir, hasta que se puso violento y sin mediar palabras, sacó un fusil de caza y los fulminó a balazos. 

La investigación del homicidio fue asumida por el propio gobernador de Riazán, una zona que está utilizando diferentes estrategias para reducir los casos de Covid-19, como reducir la venta de alcohol.