Al menos nueve personas fallecieron por la rotura de una tubería de oxígeno en un hospital de urgencias de la ciudad de Vladikavkaz, capital de la república rusa de Osetia del Norte-Alania, informó el servicio de prensa del Gobierno regional.

"Según los datos actualizados a las 19​​​.46 (16.46 GMT) del ministro de Sanidad interino (de la república) Soslán Tebíev, el número de víctimas mortales ascendió a nueve", dice el comunicado.

Los pacientes fallecidos, ocho mujeres y un hombre, de entre 47 y 85 años, estaban muy graves.

En total 71 pacientes, 13 de ellos conectados a ventiladores, estaban en la unidad de cuidados intensivos cuando se produjo la fuga de oxígeno de un tubo colocado en un depósito subterráneo.

De acuerdo con las autoridades, a causa de la avería se interrumpió el suministro de oxígeno que provocó la muerte de los pacientes.

El presidente interino de la república, Serguéi Meniailo, informó que se encontró el lugar de la ruptura de la tubería y ya la están eliminando.

También comunicó que dos camiones cisterna partieron para suplir las reservas de oxígeno.

Además, se acordaron envíos adicionales de oxígeno, de unas dos toneladas, con el Ministerio de Defensa de Rusia.

El Ministerio de Sanidad de Rusia informó que el oxígeno está llegando a la unidad de cuidados intensivos.

El departamento regional del Comité de Investigación ruso abrió una causa penal por los servicios que no cumplen los requisitos de seguridad y que provocaron la muerte de dos o más personas por negligencia.

Fuente: Sputnik