Al menos tres personas, incluido un niño, fallecieron en inundaciones causadas por las lluvias torrenciales que azotaron la región rusa de Krasnodar (sur), informó este martes la fiscalía regional.

"En el pueblo de Gorskoe un hombre de 71 años, que no era capaz de moverse por sí mismo, murió en su casa​​​. También en el pueblo de Defánovka el flujo de agua desvió de la carretera un automóvil donde estaba una familia, como resultado (...) un niño nacido en 2007 y su madre nacida en 1984 murieron", dice el comunicado.

Además, la fiscalía verifica la información sobre la muerte de un adulto y un menor.

El suroeste de Rusia se ve afectado desde mediados de junio por fuertes tormentas. La ciudad de Sochi, donde se desbordaron los ríos de los distritos de Ádler, Josta y Lazarevski, es una de las más afectadas por las lluvias.

Debido al cataclismo, las autoridades declararon el estado de emergencia en seis municipios de la región. Casi 270 viviendas se vieron afectadas y 136 personas fueron evacuadas por el desastre natural.

Fuente: Sputnik