La ciudad de Londres registró el primer caso de coronavirus, que corresponde a una mujer que llegó de China, y ahora las autoridades sanitarias británicas están rastreando a las personas con las que pudo haber tenido contacto, informaron fuentes oficiales.

La nueva paciente, que eleva a nueve el número total de contagiados en el Reino Unido, desarrolló síntomas tras aterrizar en el aeropuerto de Heathrow de la capital británica, por lo que se contactó el pasado fin de semana con el Sistema Nacional de Salud (NHS) debido a los síntomas.

La paciente fue internada en el hospital St Thomas de Londres, que cuenta con instalaciones diseñadas para tratar a las personas que contrajeron el virus. Se trata de una mujer china de entre 20 y 30 años que vive en la capital británica con sus familiares y de los que no se sabe aún si están enfermos.

En tanto, los funcionarios están rastreando a sus familiares, amigos y personas con las que ella haya estado en contacto desde que regresó a Londres. También se está buscando a los pasajeros que viajaron en el vuelo para determinar si fueron contagiados por la mujer.

El miércoles, funcionarios del Ministerio de Salud británico advirtieron que el Reino Unido debe prepararse para más casos de coronavirus.

La paciente se encuentra internada en este hospital (Twitter).

Paul Cosford, director médico del departamento de Salud (Public Health England, en inglés), dijo que es más probable que ocurran más casos y que un número creciente de personas que llegaron a aeropuertos británicos podrían estar infectados.

Buenas noticias

La autoridades sanitarias informaron además que las 83 personas sospechadas de haber contraído el virus y que se mantenían en cuarentena en el hospital Arrowe Park, en Liverpool, al norte de Inglaterra, serán dadas de alta.

El aeropuerto, custodiado por expertos (Twitter).

Steve Walsh, un empresario británico que contrajo la enfermedad en un viaje a Singapur, está relacionado con once casos de coronavirus en el Reino Unido, Francia y España. El empresario se había hospedado en la casa de una médica británica ubicada en los Alpes franceses.

La médica identificada como Catriona Greenwood, estuvo trabajando en un centro de salud de Brighton, al sur de Inglaterra, lo que provocó el cierre del lugar y la cuarentena de muchos alumnos de escuelas del área.

Bob Saynor, esposo de Greenwood, también fue diagnosticado con coronavirus y se encuentra internado en Francia. Mientras tanto, Walsh, ya fue dado de alta del hospital y dijo que estaba feliz de haber regresado a su casa.

Ver más productos

¡Mes del niño solidario!

¡Mes del niño solidario!

Alberto Fernández: el componedor político

Alberto Fernández: el componedor político

¡Últimos días de SALE!

¡Últimos días de SALE!

Viví el deseo y el placer

Viví el deseo y el placer

¿Cómo conocer tu destino?

¿Cómo conocer tu destino?

¡Descuentos en Cronishop!

¡Descuentos en Cronishop!

Cómo ser más inteligentes

Cómo ser más inteligentes

¡Ahora que somos felices!

¡Ahora que somos felices!

Para trabajar la mente y la paciencia

Para trabajar la mente y la paciencia

Eva Duarte: toda la verdad

Eva Duarte: toda la verdad

Ver más productos