La situación sanitaria de Brasil debido a la pandemia “es una amenaza para la humanidad”, advirtió un epidemiólogo del país vecino. El colapso del sistema hospitalario en casi todos sus estados se vio reflejado en la ocupación de camas en terapia intensiva, que se ubica cerca del 90% en algunos estados, y los 1.972 decesos reportados en las últimas 24 horas.

Un informe reciente del laboratorio federal Fiocruz, reveló que 25 de las 27 capitales de estados brasileños tienen más del 80% de las plazas ocupadas en las unidades de terapia intensiva, mientras que 15 capitales tienen más del 90%.

“Lo máximo que podemos hacer es esperar el milagro de la vacunación en masa o un cambio radical en la gestión de la pandemia. Hoy Brasil es una amenaza para la humanidad y un laboratorio a cielo abierto, donde la impunidad en la gestión parece ser la regla”, señaló Jesem Orellana, epidemiólogo de Fiocruz.

La crisis afecta principalmente a los estados del sur -los tres que limitan con las provincias de Misiones y Corrientes-, Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul, cuya población se negó a adherir masivamente a las cuarentenas pero ahora, con bloqueos de circulación, no puede detener los contagios y la suba en las internaciones.

San Pablo, el estado más afectado del país y el más poblado, con 46 millones de habitantes, tiene en 13 municipios del Gran San Pablo todo su sistema colapsado y, en general, una ocupación de las camas de terapia intensiva superior al 80%, incluso con la cuarentena iniciada el pasado viernes. Según el diario Globo, 30 personas murieron esperando una plaza en cuidados intensivos.

"Hoy tendremos probablemente 2.000 muertos en un día. Necesitamos una coordinación nacional. Si el Gobierno nacional no asume, que lo haga el Congreso", pidió hoy el exviceministro de Salud de Jair Bolsonaro, Joao Gabbardo, actual coordinador del comité de Covid-19 del gobernador paulista, Joao Doria.

Se registraron 1972 decesos en las últimas 24 horas.

En Rio de Janeiro, la segunda ciudad más grande del país, en tanto, el secretario de Salud del estado, Carlos Alberto Chaves, afirmó que el Gobierno analiza frenar el ingreso de turistas para contener la Covid-19.

"Veo las playas llenas de turistas. ¿Es hora de turismo aquí? No lo creo”, aseguró. Las cifras de hoy marcan que el 95% de las camas de terapia intensiva están ocupadas.

Chaves dijo que no abrirá hospitales de campaña: "No vamos a poner a un paciente en un contenedor. Punto. No quiero ser el quinto o sexto secretario de salud en la cárcel", afirmó.

La semana pasada, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, urgió al país a adoptar medidas “agresivas” contra la pandemia.

Si Brasil no se lo toma en serio, afectará a todos los vecinos y más allá, así que esto no solo trata de Brasil, creo que atañe a toda América Latina”, señaló.

Según el estudio Our World in Data, de la Universidad de Oxford, Brasil superó en muertes la última semana a Estados Unidos -aunque en números absolutos aún sigue segundo, muy lejos- y estaría convirtiéndose en el epicentro mundial de la pandemia. El país acumula 268.370 fallecidos, con 11,1 millones de casos.

Ante ese cuadro, gobernadores de 21 estados presentaron hoy una propuesta de Pacto Nacional por la Vida y la Salud, en el que propician un acuerdo amplio entre las tres poderes del país "con el objetivo de fortalecer la lucha contra la pandemia de coronavirus".