Un estudiante de 14 años del Instituto Mutxamel, en Alicante,  España, quedó tirado en su cama inconsciente y con cortes en las muñecas tras un intento de suicidio el último jueves por la tarde.

"Se quiso suicidar. Mi hijo vive con miedo porque lo acosan en el instituto", manifestó el padre, Juan. La ambulancia lo trasladó al hospital y pasó la noche en observación. Ahora, el menor está fuera de peligro, pero todavía está pendiente de que le hagan pruebas y de que un psicólogo lo analice.

Este jueves, el progenitor de la víctima se presentó ante la Guardia Civil de Sant Joan d'Alacant para declarar lo sucedido. "Otro alumno y sus cuatro amigos dirigidos por él, acosan a mi hijo. El primero no se puede acercar porque hay una orden de alejamiento, y actúa a través de sus compinches, cuando pasan por su lado", detalló.

Aunque desde el instituto le aseguraron que iban a remediar la situación, Juan remarcó que "no lo hacen". "Nos concedieron la orden de alejamiento, pero en el instituto no se pueden separar siempre 50 metros, aunque estén en clases distintas. Por los pasillos me dice mi hijo que el acosador le mira con mala cara", planteó.

El padre de la víctima de acoso señaló que uno de los chicos “amenazó al chiquillo a final del curso pasado con darle una paliza" y le advirtió que "lo iba a matar”. En tanto, el instituto citó al padre del acosador para invitarlo a que cambiara a su hijo del centro educativo pero, sin embargo, el hombre se negó.