Esta situación tuvo lugar en Brasil y testigos dejaron registro en video de cómo un hombre atropelló a un joven, al parecer, por un ajuste de cuentas.

La filmación comienza con la víctima debajo del auto, y a partir de ahí el vehículo le pasa cuatro veces más por arriba. Luego, el conductor escapa de la policía por una rotonda y, no conforme, vuelve a atropellar al joven que de a poco comenzaba a pararse.

En ese momento, el auto nuevamente lo embiste, esta vez arrastrándolo por al menos 40 metros. Cuando el encolerizado chofer se ve atrapado por la policía, gira alrededor del patrullero y vuelve a atropellar a su víctima.

Por último, y ante los gritos de decenas de testigos que no salían de su asombro, el conductor se da a la fuga. En tanto, no hay parte médico sobre la salud del joven atropellado.