Argentina votó a favor de la resolución que el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó en la ciudad suiza de Ginebra, respecto a “la situación de los derechos humanos en Ucrania a partir de la agresión rusa”.

Desde la Presidencia del organismo de las Naciones Unidas, que la Argentina ejerce durante 2022, se le "asignó a la Argentina la función de designar una Comisión Internacional Independiente de Investigación integrada por tres expertos para investigar las violaciones a los derechos humanos en Ucrania", según se informó oficialmente.

 

El voto fue efectuado por la directora de Derechos Humanos de la Cancillería argentina, Cecilia Meirovich y cabe destacar, que la resolución del Consejo, formado por 47 países, fue aprobada con 32 votos a favor, 13 abstenciones (entre ellas las de China, Cuba y Venezuela) y únicamente dos votos en contra (la propia Rusia y Eritrea).

El escrutinio final en Ginebra (Télam).

Durante su exposición, Meirovich que expresó: “Seguimos con preocupación y lamentamos profundamente la situación que se está viviendo en Ucrania. Como dijo el Canciller Cafiero el lunes pasado en ocasión de su intervención en el Segmento de Alto Nivel “el mundo no soporta más sufrimiento ni debe tolerar más muertos. La Paz es urgente. El diálogo debe comenzar ya”.

Y agregó: “Tal como señaló la Alta Comisionada en la apertura de sesiones de este Consejo, la situación generada en Ucrania está poniendo en riesgo innumerables vidas. Coincidimos con ella en que el derecho a la vida es el bien máximo a proteger”.

La funcionaria expresó además que “de una cosa estamos seguros: no existe una solución militar en este asunto. La historia nos ha demostrado una y otra vez que la violencia no es el camino y que no es sino a través del diálogo y la diplomacia que se alcanzan soluciones duraderas”.

“Es por eso que, tal como lo manifestamos en la sesión de emergencia de la Asamblea General el martes, reiteramos a la Federación Rusa que cese inmediatamente en el uso de la fuerza, y condenamos la invasión a Ucrania así como las operaciones militares en su territorio”, agregó.

Compromiso con la paz

Por otra parte, Meirovich resaltó que “fiel a sus principios, la Argentina rechaza el uso de la fuerza armada y reitera la necesidad de una desescalada de la violencia”.

“Además, reafirmamos nuestro firme compromiso con el principio de la solución pacífica de las controversias y la necesidad de que todos los países, sin excepción, cumplan con los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, respeten la soberanía de los Estados y su integridad territorial, así como el derecho internacional, en particular el derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos”, añadió.

Manifestó que “ninguna adquisición territorial puede ser reconocida como legal a partir del uso o la amenaza del uso de la fuerza. No podemos elegir qué principios generales del derecho internacional podemos aplicar y cuáles no:  se deben respetar todos. Y todo atentado contra la integridad territorial y la soberanía de un estado es contrario a los propósitos y principios de la Carta”.

“Los derechos humanos son uno de los tres pilares fundamentales de las Naciones Unidas, junto con el desarrollo, la paz y la seguridad. Este Consejo es una institución clave en la que hemos depositado nuestra voluntad de garantizar la protección y promoción universal de los derechos humanos. Con este propósito, hemos creado los mandatos y mecanismos necesarios para garantizar la investigación y rendición de cuentas por todas las violaciones de los derechos humanos y las violaciones del derecho internacional humanitario. Apoyamos su trabajo, así como el de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos. Todas las alegaciones de violaciones deben ser investigadas con el fin de lograr su esclarecimiento, brindar reparación a las víctimas y determinar responsabilidades”, agregó.

Finalmente, señaló que “es por lo mencionado que Argentina vuelve una vez más a hacer un llamado a la Federación Rusa para que ponga fin a las acciones militares y alentamos a todas las partes involucradas a que hagan sus mayores esfuerzos para evitar una tragedia mayor”.

Por otra parte, en el debate previo a la votación, la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, señaló a Rusia por atacar objetivos civiles, incluidos escuelas, hospitales y zonas residenciales, y causar un éxodo de más de dos millones de desplazados internos y refugiados.

Ucrania: civiles muertos y heridos

Una de las ciudades donde sucedió es Kharkiv, cuyo centro administrativo civil fue bombardeado y el edificio quedó destruido, provocando la muerte de varios empleados y decenas de heridos.

La ciudad sigue asediada por las fuerzas rusas y los bombardeos se sucedieron sin que los objetivos rusos fueran claros. Mientras el Kremlin define las operaciones como “militares”, los edificios destruidos son en muchos casos residenciales, en otros son centros de educación o deportivos o incluso escuelas.

 

“Sabemos quiénes son los criminales de guerra y quién es su jefe supremo”, aseguró al presentar la resolución la embajadora de Ucrania ante la ONU en Ginebra, Eugenia Filipenko, quien subrayó que conseguir que estos responsables de abusos rindan cuentas “es la única forma de lograr que no se repita en ningún lugar del mundo”.

Los tres expertos a cargo de la investigación serán designados por el presidente del Consejo (actualmente el embajador argentino ante la ONU en Ginebra, Federico Villegas) e informarán de los primeros resultados de su investigación en la 51ª sesión de este organismo, prevista para el último tercio de este año.

Naciones Unidas: ¿Cuál será el papel de la comisión?

Una de las misiones de la comisión será “identificar en la medida de lo posible qué individuos o entidades han sido responsables de violaciones de abusos a los derechos humanos” en Ucrania, con el fin de garantizar que rindan cuentas.

Para sus investigaciones se basarán en entrevistas, testimonios de víctimas, materiales forenses y otros, según el texto de la resolución aprobada.

 

Esta también condena “en los términos más enérgicos posible” las violaciones de los derechos humanos cometidas por Rusia en su agresión a Ucrania y pide “una rápida y verificable retirada de las tropas rusas en todo el territorio de Ucrania”, incluidas sus aguas territoriales. Pide asimismo el acceso sin obstáculos a Ucrania por parte de las agencias humanitarias.

 

Ver comentarios