El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el lunes que desplegará otros 1.000 soldados de la Guardia Nacional en Houston por las inundaciones causadas por la tormenta tropicalHarvey”, que continúan azotando ese sureño estado norteamericano. 

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense abrirá las compuertas de dos presas, Addicks y Baker, en el oeste de Houston, la mayor ciudad de Texas, con más de dos millones de habitantes, para evitar que el agua inunde las localidades cercanas, indicó la agencia DPA.

"El nivel del agua en ambas presas está subiendo más de medio pie (15 centímetros) por hora”, dijo Lars Zetterstrom, comandante del distrito, en un comunicado. 

"Si no comenzamos a liberar agua ahora, el volumen alrededor de las presas será mayor y tendrá más impacto en las comunidades colindantes”, explicó. Zetterstrom espera que las presas resistan para evitar una catástrofe similar a la del huracán “Katrina”, que causó devastadoras inundaciones en Nueva Orleans en 2005, dejando aproximadamente 1.800 muertos. 

" Harvey”, que se mueve a poca velocidad, inundó Houston, una de las ciudades más pobladas del país, y dejó al menos cinco muertos después de que tocara tierra la noche del viernes como huracán de categoría 4, según la Policía. 

"Desde entonces perdió fuerza, pero se espera que continúe ocasionando lluvias en la costa de Texas hasta el jueves”, adelantaron. 

Las calles de Houston, con 2,3 millones de habitantes, estaban anegadas, en tanto sus dos aeropuertos permanecían cerrados para los vuelos comerciales y dos hospitales de la ciudad debieron ser evacuados, mientras los voluntarios, las agencias de rescate y la Guardia Nacional buscaban evacuar a las personas atrapadas por la inundación. 

La ciudad estadounidense esperaba atender a más de 30.000 refugiados y se encontraba cada vez más aislada este lunes. 

Emergencia en Lousiana

El presidente Donald Trump declaró este lunes la emergencia en Louisiana, que ya recibía fuertes lluvias. 
La declaración de emergencia permite al gobierno federal aportar fondos y coordinar las ayudas a través de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA). 

Trump, quien había dicho que no quería interrumpir las tareas de emergencia con una visita, planea acudir el martes a la zona de desastre. 

Fuente: Télam/DyN