La mujer fue hallada muerta en un río.

Savanna Lafontaine-Greywind, de 22 años, desapareció el 19 de agosto en Dakota del Norte, Estados Unidos, estando embarazada de ocho meses. La joven le avisó a su madre que iba a la cada de unos vecinos para ayudarlos con un proyecto de costura.

Ocho días después, Savanna fue hallada muerta envuelta en plásticos y colgando de un tronco en un río.

Tres días antes, las autoridades encontraron una beba en la casa de los vecinos a los que había ido a ayudar la joven y descubrieron que era su hija.

Brooke Lynn Crews y William Henry Hoehn, los vecinos, fueron arrestados por delitos de conspiración para matar, conspiración para secuestrar e información falsa.

Ashton Matheny, novio de la mujer, declaró: "Lo único que quería era una vida con Savanna y mi bebé. Me lo han robado todo".

Su novio se realizó un ADN para comprobar que la pequeña era su hija.

Los investigadores trabajan por ahora con la hipótesis de que, en casa de sus vecinos, Savanna fue sometida a una abducción fetal, es decir, que la forzaron a dar a luz o extrajeron a la fuerza el feto de la madre.

Los vecinos fueron detenidos.