@FranNutti

Temor global por el coronavirus. Crónica recopiló ocho historias alrededor del mundo y sus protagonistas explicaron la situación por la que les toca transitar. ¿Cómo es estar aislado en Sicilia? ¿Qué ocurre en los centros comerciales de Singapur? ¿Se puede ser vegana en un país con falta de insumos?

Italia

En medio del caos por el covid-19, Juan Lencina, un argentino de 29 años radicado en Sicilia, Italia, contó algunos detalles de lo que es vivir en el epicentro de la pandemia: "En un día normal, la policía te para y tenés que andar con un papel que justifique tu presencia en las calles". El joven, que realiza trabajos de plomería y electricidad, señaló que "para entrar a comprar en un supermercado no se permiten ingresos múltiples, por lo que hay que esperar durante horas en largas colas que deben hacerse a un metro de distancia".

Singapur

El reconocido periodista Flavio Azzaro, quien está en Singapur junto a su pareja Sol Nóbile, reconoció que los shoppings están vacíos por temor. "Pase lo que pase, no tenemos miedo", señaló. En ese sentido, el conductor de "Azzaro Mundial", un programa próximo a estrenar que consiste en entrevistar futbolistas argentinos afincados en diversos sectores del mundo, destacó: "Teníamos pensado ir a China pero optamos por visitar Australia"

Pese a la situación de paranoia que se acrecienta en el continente asiático, Azzaro afirmó: "Muchos que ya sacaron pasajes y planificaban venir para estos lados, suelen consultarme qué hacer: Nadie está extento de que te agarre el virus, ni acá, ni en ninguna otra parte, pero yo no dudaría ni un segundo en venir para estos lados. Ya sea para veranear o visitar. Es más, si te molestan las muchedumbres es el momento ideal". Asimismo, comentó: "Las comidas nos resultan muy difíciles; por lo menos para mí. Acá comen cualquier cosa, hasta sapos". 

Irlanda

Algo similar ocurre en Dublín, República de Irlanda. Allí, Noelia, una joven de 30 años que trabaja en un hostel, indicó: "Nosotros dependemos mucho del turismo, que ha bajado muchísimo. Aquí faltan barbijos, cerraron los colegios, las universidades, los museos, las entidades públicas y todos los eventos que superen las 500 personas al aire libre y las 100 personas en un lugar interior. Los supermercados están colapsados. Yo soy vegana y me resulta muy complicado poder comer. Estuve horas recorriendo góndolas y no encontré nada. Solo rescaté un par de latas de arvejas y choclos que había. Me siento como en la guerra".

Alemania 

Sebastián, de 27 años, vive en Berlín, Alemania, donde recientemente la canciller Ángela Merkel expresó que en los próximos meses, entre el 70% y el 80% de la población va a tener coronavirus si no se toman medidas. "He visto que se están buscando soluciones, como por ejemplo se le solicita a la gente que utiliza el bus que suba por la puerta trasera y compre el boleto de antemano para evitar el contacto con el chofer. Además, suelen frenarse los recorridos de los subtes para hacer controles. Es para preocuparse".

España

España no es ajena. Otro de los jóvenes, también llamado Sebastián y residente de Madrid, dijo: "Esta es la zona con más contagios. Estoy haciendo un máster, y a partir del próximo lunes tendré clases virtuales durante al menos dos semanas. Acá muchos artistas han tenido que cancelar fechas de sus giras. En las redes, por ejemplo, veo todo el tiempo posteos de bares anunciando cierres temporales.También la mayoría de los festivales grandes están tambaleando, porque de cancelarse las pérdidas serían gigantescas".

Francia y Dinamarca

Hace tres semanas, Boris buscó refugio en París, Francia, sin pensar lo que iba a originarse: "Es muy común ver gente con barbijos. La gente está muy paranoica, se lava las manos todo el tiempo con alcohol en gel. Incluso estamos muy pendientes de una aplicación que te dice cuántos infectados hay en el país", especificó. Por su parte, Iván, instalado en Copenhague, Dinamarca, argumentó: "No nos queda otra que seguir lo que piden las autoridades".

Marlène, de 22 años y oriunda del país galo, llegó a la Argentina para un intercambio cultural y se llevó una gran sorpresa: "Cuando arribé solo tuve que completar un papel con mis datos personales, datos del vuelo, y dónde me quede los últimos 14 días. Luego me puse en cuarentena por voluntad propia", finalizó. 

Ver más productos

Revelan los secretos de Eva Duarte

Revelan los secretos de Eva Duarte

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Fernanda Raverta: Néstor nos devolvió la política

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Néstor Kirchner: una biografía íntima

Descubrí estas tendencias imperdibles

Descubrí estas tendencias imperdibles

La intimidad de Néstor Kirchner

La intimidad de Néstor Kirchner

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la Madre: ideas y regalos

Día de la madre: ¿buscás regalo?

Día de la madre: ¿buscás regalo?

La otra historia del peronismo

La otra historia del peronismo

Cómo hacer guita

Cómo hacer guita

Lo que todo el mundo busca

Lo que todo el mundo busca

Ver más productos