El atacante que mató a tres personas e hirió a otras dos en un tiroteo hoy domingo por la tarde en un campus universitario en la zona metropolitana de Manila, admitió que tenía un objetivo específico, dijo la policía filipina.

La Autoridad de Desarrollo de la ciudad confirmó que el tiroteo tuvo lugar a las 14:55 hora local en la puerta de la Universidad Ateneo de Manila en la ciudad de Quezon, antes de la ceremonia de graduación de la facultad de derecho.

Medios locales informaron que la ex alcaldesa de Lamitan, Rose Furigay, su guardaespaldas y un guardia de seguridad de la escuela que intentó detener el tiroteo estaban entre los muertos. La hija de la alcaldesa, que se graduaría, quedó entre los heridos.

La policía identificó al atacante como Chao Tiao Yumol, un médico de 38 años de Basilan, una provincia insular en el sur de Filipinas.

La policía dijo que el agresor se cambió de ropa después del tiroteo y se apoderó de un automóvil en un intento de escapar, pero fue atrapado por la policía, la cual presentó al sospechoso ante los medios tres horas después del tiroteo.

Yumol admitió el asesinato y afirmó que le disparó a Furigay por su "participación en drogas ilegales" en la provincia.

El incidente del tiroteo obligó a las autoridades escolares a cancelar la ceremonia de graduación y cerrar el campus.

El presidente filipino, Ferdinand Romualdez Marcos, dijo que estaba "conmocionado" por el incidente y ordenó a las fuerzas de aplicación de la ley "que investiguen de manera exhaustiva y rápida estos asesinatos y lleven a todos los involucrados ante la justicia".

El presidente del Tribunal Supremo, Alexander Gesmundo, asistiría a la ceremonia de graduación de la Facultad de Derecho el domingo por la tarde. El portavoz de la Corte Suprema, Brian Hosaka, dijo que Gesmundo estaba "en camino cuando ocurrió el tiroteo y se le aconsejó que regresara".

El tiroteo ocurrió mientras las autoridades aplicaban una prohibición de armas por el primer discurso del Estado de la Nación del presidente Marcos programado para el lunes. La policía ordenó reforzar la seguridad en el complejo de la Cámara de Representantes, también en la ciudad de Quezon y a pocos kilómetros del campus, donde han sido desplegados más de 20.000 policías y tropas en la zona.

Fuente Xinhua

Ver comentarios