Los atropellos masivos, una de las herramientas del grupo islamista radical Estado Islámico (EI) para golpear en Europa y Estados Unidos, son una creciente modalidad utilizada también por otros grupos radicales que aún desconcierta a las fuerzas de seguridad, más preparadas para enfrentar hipotéticos ataques que involucren coches bombas o acciones suicidas, y que dejó centenares de muertos en los últimos años.

A continuación se enumeran los atentados más mortíferos con este método, en el que los atacantes han utilizado desde camiones de carga hasta pequeñas camionetas y automóviles y que dejó más de 100 muertos y varias decenas de heridos sólo en el año 2017.

14 de julio de 2016: Mohamed Lahouaiej Bouhlel, un tunecino residente en Francia embiste con un camión frigorífico contra una multitud que conmemoraba la Revolución Francesa en la ciudad francesa de Niza, matando a 86 personas antes de ser abatido por la policía mientras clamaba su lealtad al EI.

28 de noviembre de 2016: El somalí Abdul Razak Ali Artan lanza a toda velocidad su automóvil contra una multitud de estudiantes en la Universidad estadounidense de Ohio, desciende del vehículo y ataca a varios jóvenes con un cuchillo, dejando 13 heridos antes de ser ultimado por la policía.

19 de diciembre de 2016: Anis Amri, un joven tunecino arrolla con un camión una feria de productos navideños de Berlín, matando a 12 personas e hiriendo a varias decenas en el primer ataque masivo realizado en territorio alemán, que fue horas después reivindicado por el EI.

22 de marzo de 2017: Un sujeto arrolló con su vehículo alquilado a los peatones que se encontraban en el puente Westminster de Londres. Tres personas fueron asesinadas y una cuarta, una mujer rumana que saltó al río Támesis, murió al día siguiente. El autor Khalid Masood, que según la policía tenía vínculos con los yihadistas, fue asesinado por la policía después de apuñalar a un oficial hasta la muerte en los terrenos del Parlamento. 

7 de abril de 2017: Estocolmo fue escenario de otro ataque de este tipo cuando un sujeto lanzó un camión robado contra una multitud de personas en las afueras de la tienda Ahlens en Estocolmo, matando a cuatro e hiriendo a otros 15. El autor, un hombre de nacionalidad uzbeka, Rakhmat Akilov, fue arrestado más tarde y se declaró culpable.

19 de junio de 2017: Darren Osborne, un sujeto galés mató a una persona e hirió a 11 al arrollar con su auto a un grupo de musulmanes en el norte de Londres, en un hecho calificado por la policía británica como un “acto terrorista”, en aparente revancha por los atentados islamistas en el país.

12 de agosto de 2017. Un automóvil conducido por el supremacista blanco James Alex Fields Jr., descrito como un admirador de Adolf Hitler y la Alemania nazi, embistió una multitud que protestaba contra una manifestación nacionalista en Charlottesville, Virginia, matando a la asistente legal de 32 años Heather Heyer

17 de agosto de 2017: Una camioneta alquilada atropelló a decenas de personas en Las Ramblas de Barcelona, matando a 13 personas un día antes de que armados con un hacha, cuchillos y cinturones de explosivos falsos, los atacantes condujeron un segundo vehículo en la ciudad turística catalana de de Cambrils, hiriendo fatalmente a una persona. El Estado Islámico reclamó el grupo como propio.

31 de octubre de 2017: Sayfullo Saipov, un joven uzbeko de 29 años que trabajaba como chofer de Uber arrolló a varias personas en una bicisenda en Manhattan, con un vehículo alquilado poco antes en un centro de Home Depot, dejando 8 muertos, cinco de ellos de nacionalidad argentina.