La cifra de muertes provocadas por las fuertes inundaciones en las provincias turcas de Kastamonu, Sinope y Bartin, en la costa del mar Negro, subió a 57, reportó el ministro del Interior, Suleyman Soylu.

"A causa del desastre natural fallecieron 48 de nuestros ciudadanos en Kastamonu, ocho en Sinope, y uno en Bartin", dijo Soylu a la prensa​​​.

Para el momento 76 personas siguen desaparecidas, agregó.

Horas antes se reportaron 55 muertos a causa de la catástrofe natural.

Según el ministro de Medioambiente y Urbanización turco, Murat Kurum, 454 edificios resultaron destruidos o gravemente dañados.

Las inundaciones y los corrimientos de tierra son resultado de lluvias intensas que comenzaron el 11 de agosto en la parte occidental de la costa turca del mar Negro, en el norte del país.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, declaró las tres provincias afectadas del norte como zona de desastre natural. Para socorrer a las víctimas y mitigar los daños, las autoridades movilizaron más de 5.800 personas, 706 vehículos, 644 máquinas de construcción, 20 helicópteros y 42 botes.

Fuente: Sputnik