Una ballena joven murió este sábado después de tragarse 80 bolsas de plástico en las playas de Tailandia. Las autoridades de la Marina anunciaron que pese al esfuerzo que realizaron por tratar de salvarla, murió después de vomitar apenas cinco de ellas.

Los biólogos rescatando a la ballena.

Por medio de un comunicado en Facebook, el ministerio de la Marina anunció que el cetáceo, un macho joven, fue encontrado agonizando cerca de la frontera con Malasia.

Las bolsas que llegó a vomitar el cetáceo.

Durante la autopsia, el animal tenía en su estómago una gran cantidad de bolsas de plástico que pesaban unos ocho kilos. Según Thon Thamrongnawasawat, biólogo de la Universidad Kasetsart de Bangkok, la ingesta de nylon le impidió comer cualquier otro alimento nutritivo.

Las bolsas que le sacaron durante la autopsia.

El mismo biólogo explicó que al menos 300 animales marinos, entre esas ballenas, tortugas marinas y delfines, mueren cada año en aguas tailandesas tras consumir residuos plásticos.