Perplejo. Así quedó un hombre que acababa de recibir la terrible noticia de la muerte de su esposa, de 28 años, cuando fue a ver su cuerpo en la morgue de un hospital de La Paz, Bolivia. Es que, tras ausentarse para realizar trámites administrativos, regresó y observó a un enfermero teniendo sexo con el cadáver.

La primera reacción del viudo fue empezar a pegarle al pervertido, antes de denunciarlo a la policía. "Yo lo vi y le pegué. Él se estaba moviendo, tenía sus pantalones abajo", contó. En tanto, tras advertir lo sucedido a las autoridades, el sujeto identificado como Grover Macuchapi, de 27 años, fue detenido. Sin embargo, al declarar, afirmó que no recordaba absolutamente nada.

"En el momento en el que la fallecida era llevada a la morgue del hospital de Clínicas, los familiares se trasladaron a pagar a la caja. Cuando el esposo volvió, constató que este señor estaba manteniendo relaciones con el cadáver de su esposa", detalló Douglas Uzquiano, subdirector de la Fuerza Anticrimen.

"El ayudante de enfermería estaba cometiendo el delito de necrofilia", concluyó. Macuchapi será procesado por los delitos de "profanación" y "ofensas", pero no se descarta que se cambie la carátula para buscarle una pena mayor.