Bomberos acudieron a un terrible accidente automovilístico en una ruta de Staffordshire, Inglaterra. Al llegar al lugar encontraron dos vehículos completamente destruidos, en los que viajaban un hombre y una mujer que sufrieron heridas leves. 

Sin embargo, en el interior del vehículo todavía quedaba alguien con vida. Se trataba de Memphis, un pequeño Bull Terrier que quedó atrapado en la camioneta. 

Los bomberos estuvieron casi una hora utilizando una cortadora hidráulica para liberar al pequeño animal que estaba muy asustado. 

"Tratamos al conductor de uno de los vehículos, un hombre de unos 30 años, que fue derivado al Royal Stoke University Hospital. También atendimos a una mujer de aproximadamente 20 años, que sufrió heridas en su pierna", reveló uno de los bomberos. 

El pequeño perro quedó atrapado en su propio bowl de comida, pero fue rescatado y no sufrió ninguna herida.