Esta situación tuvo lugar en la ciudad de Cusco, Perú cuando una mujer murió sepultada por un alud en momentos que grababa con su teléfono celular este fenómeno, a pesar de las advertencias de los testigos, informa el diario La República.

El pasado domingo un alud sorprendió a decenas de personas que transitaban por la ruta que une las localidades de Huancarani y Paucartambo.

En esos momentos, Santuasa Huallpa, de 36 años, decidió filmar en primer plano y de frente al lugar donde sucedía el desprendimiento de piedras y tierra, a pesar de las advertencias de quienes estaban a su alrededor.

De esta manera, el resto de los presentes le gritaban a Huallpa para que salga de ese lugar, pero esta no hacía caso. De un momento a otro, la montaña se desprendió y sepultó a la mujer que nunca atinó a reaccionar.

Por último y según los testigos, la víctima fatal se encontraba en estado de ebriedad, al tiempo que el pasado lunes, su cuerpo fue encontrado por el equipo de rescate de la Policía.