Una joven de 27 años que vacacionaba en Sant Antoni, Ibiza, denunció a cuatro hombres por una presunta violación en "manada". Los acusados quedaron a disposición judicial y la jueza de Instrucción 1 de Ibiza, en funciones de guardia, dictó el ingreso en prisión preventiva de dos de ellos. En tanto, liberó a los restantes.

Otro de los detenidos. 

Según fuentes de la investigación la víctima relató que estaba con unas amigas en un bar de Sant Antoni cuando conocieron a cuatro hombres también del Reino Unido. Después ella quedó sola con los hombres y se fueron a la playa: allí le dieron unas pastillas, la forzaron a tomarlas y después la llevaron a los departamentos donde se alojaba.

En su relato la víctima asegura que la violaron y que cuando despertó se fue del establecimiento hotelero todavía aturdida. Ya en la calle, algunas personas la asistieron y llamaron a una ambulancia que la trasladó al hospital Can Misses donde después de reconocerla activaron el protocolo por agresión sexual.

Este el segundo caso de agresión sexual que trasciende en Ibiza: en junio, una joven denunció haber sido agredida sexualmente por tres hombres, también británicos, en Cala de Bou, al sur de la isla.