Brasil busca liderar una alianza estratégica entre los países de América del Sur para actuar de forma más coordinada en el combate a las organizaciones criminales que actúan en el continente.

La idea la lanzó hoy jueves en Brasilia el ministro brasileño de Justicia y Seguridad Pública, Anderson Torres, durante una reunión ministerial con países de América del Sur para abordar nuevas formas de luchar contra el Crimen organizado.

Torres sugirió que agentes de todos los países de Sudamérica se trasladen "al menos durante seis meses" al Centro de Cooperación Policial Internacional (CCPI) de Río de Janeiro para desarrollar actividades específicas como la ampliación del intercambio de datos de inteligencia, realizar acciones integradas y planear investigaciones conjuntas.

"La ida y la estadía en Río de Janeiro serán costeadas por el Estado brasileño", dijo Torres al presentar la propuesta, y agregó que la Policía Federal brasileña presentará a los países, en un máximo de un mes, una propuesta del plan de trabajo para estos agentes.

Torres defendió la adopción de "nuevas herramientas" para una mayor cooperación regional.

"La colaboración ampliada en el CCPI podrá ser una de estas herramientas, que se valdrá del uso compartido de inteligencia generada por datos satelitales y georreferencias y de reconocimiento visual, para el mapeo y la contención del Crimen y de la violencia", argumentó.

El ministro brasileño comentó que el fortalecimiento de la cooperación regional podrá también impulsar los trabajos de la Ameripol, una especie de policía continental a ser institucionalizada, y por el intercambio de informaciones con la Interpol.

De esta manera, agregó, Sudamérica dará un paso importante para establecer un "nuevo orden en el enfrentamiento al Crimen organizado".

Fuente Xinhua