La ciudad de Río de Janeiro, en Brasil, amaneció este jueves por la mañana en medio de un tragedia, luego de que un edificio de cuatro pisos se derrumbara y le provacara la muerte a una niña, mientras se busca por más personas que pueden estar entre los escombos.

Además, tres personas resultaron heridas y tuvieron que ser hospitalizadas, en un episodio que ocurrió a las 6.30 en el barrio Río das Pedras de Río de Janeiro y por el cual también se provocó daños en edificaciones vecinas.

"Es una tragedia, una víctima entre los escombros está hablando con los socorristas para explicar dónde están las otras dos personas sepultadas pero aún con vida", afirmó Laura Carneiro, secretaria de Asistencia Social de la municipalidad de Río de Janeiro.

El derrumbe del edificio se produjo alrededor de las 6:30 de la mañana de este jueves (Reuters)

Hasta el momento no se pudo determinar la cantidad de personas que estaban en el edificio, en una jornada feriado en Brasil por la conmemoración de la fecha religiosa Corpus Christi.

Según el comandante del Departamento de Bomberos, Lenadro Monteiro, seis ambulancias permanecen en el lugar de los hechos y un avión de la corporación está cerca, para realizar junto a 112 rescatistas las labores de intensa búsqueda de los desaparecidos.

Río das Pedras es una comunidad pobre que históricamente es dominada por grupos de mafias parapoliciales que ejercen el control del lugar haciendo negocios de seguridad e inmobiliarios a cambio de servicios de seguridad contra los grupos narcos, en tanto que varios edificios de la región fueron erguidos en forma irregular por estas organizaciones en la ocupación de terrenos fiscales.