Una empresa mexicana diseñó una cápsula especial para aislar a los infectados por coronavirus durante su traslado, que protege a los médicos de un posible contagio. El proyecto fue desarrollado por la empresa XE Médica luego de que el Covid-19 llegara al territorio azteca, donde ya hubo al menos 41 casos.

"No queremos exponer a nuestro personal a pacientes contagiados. Es un número alto, en proporción, de personal médico que se ha contagiado durante el ejercicio de su trabajo", afirmó Fernando Avilés, director de la compañía. La cápsula está inspirada en las cámaras neonatales que protegen a los niños de patógenos externos, creando dentro de sí un ambiente estéril.

Sin embargo, este dispositivo funciona a la inversa, ya que el sistema de filtración de aire que mantiene la cápsula inflada evita que los virus o bacterias salgan al exterior.