Una falla en el sistema informático de varias aerolíneas a nivel mundial, que permite hacer el check-in en los respectivos vuelos programados, se cayó en la madrugada de este jueves, paralizando la operativa de viajes.

De  esta manera, los primeros problemas para el registro de los pasajeros tuvieron lugar en los aeropuertos de Zúrich, París, Washington, Munich, Londres, Johannesburgo, Singapur y Sídney.

Este inconveniente afectó a las aerolíneas que utilizan el software Altea, de Amadeus, al tiempo que desde esa compañía reconocieron el fallo y afirmaron que rápidamente sus equipos técnicos trabajaron en solucionarlo.

"Amadeus confirma que, a lo largo de esta mañana, hemos experimentado un problema con la red que ha causado alteraciones en algunos de nuestros sistemas", dijo un portavoz de la compañía española que desarrolla este programa. 

"Como resultado del incidente, algunos clientes han experimentado complicaciones en distintos servicios", añadió. 

Por último, y tras repararse el problema, un portavoz de Heathrow, principal aeropuerto del Reino Unido y uno de los de más tráfico del mundo, comentó que “los pasajeros pueden facturar normalmente para sus vuelos, pero el proceso puede llevar un poco más de tiempo de lo habitual”.