Nirmatrelvir, una de las drogas del tratamiento oral contra el coronavirus desarrollado por Pfizer logró inhibir en pruebas in vitro una proteína asociada a la variante Ómicron, lo que para la compañía indica que el medicamento "mantendrá una sólida respuesta antiviral" frente a esta nueva cepa sudafricana del Covid-19, en tanto que para las otras demostró una eficacia del 88% en la prevención de hospitalización o muerte.

"Nirmatrelvir inhibió de forma potente la proteasa 3CL asociada con Ómicron en un ensayo bioquímico in vitro. Esto indica el potencial de nirmatrelvir para mantener una sólida actividad antiviral contra Ómicron. Se están realizando más estudios antivirales in vitro con esta variante", informó la compañía en un comunicado en el que anunció los resultados finales de su tratamiento anti coronavirus.

En el comunicado, Pfizer también anunció que su candidato antiviral oral Covid-19 Paxlovid (tabletas de nirmatrelvir y de ritonavir) redujo significativamente el riesgo de hospitalización o muerte por cualquier causa en un 89% en comparación con el placebo en pacientes adultos de alto riesgo no hospitalizados con Covid-19 tratados dentro de los tres días del inicio de los síntomas.

Además, el tratamiento redujo el riesgo de hospitalización o muerte por cualquier causa en un 88% en comparación con el placebo en pacientes tratados dentro de los cinco días posteriores al inicio de los síntomas, un aumento del 85% observado en el análisis intermedio, que se publicó el noviembre.

Los datos finales del estudio, que se realizó sobre 2.246 pacientes, " se han compartido con la Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU. (FDA) como parte de un envío continuo para la Autorización de uso de emergencia (EUA)", informó la compañía.