Un hombre que conducía ebrio protagonizó un accidente donde chocó y mató a su propio hijo. Al momento del siniestro el sujeto huyó, pero después se enteró que en la colisión había muerto su hijo y su mujer había resultado gravemente herida, reportó el South China Morning Post.

El hombre manejaba un minibus y chocó con la bicicleta eléctrica en la que viajaban su esposa e hijo de 7 años en la ciudad de Zibo, provincia de Shandong.

La familia acababa de cenar con amigos y se reportó que el imputado había tomado bastante alcohol. No quedó claro por qué el hombre y la mujer junto a su hijo retornaron a su hogar en vehículos distintos luego de la cena, pero en un momento ambos chocaron.

Entonces, el sujeto escapó de la escena, dejando a madre e hijo heridos en el medio de la calle, donde permanecieron hasta que una persona los encontró y llamó a una ambulancia. La madre sufrió varias fracturas. El niño falleció en el hospital.

El padre del pequeño fue arrestado y aseguró que nunca se dio cuenta de quiénes eran las víctimas.