Una mujer murió, cinco civiles y un policía resultaron heridos el viernes cuando un vehículo arrolló a la multitud en una localidad al sur de Barcelona, horas después de que un atropello dejó 13 muertos en las Ramblas, informó un portavoz del gobierno regional. 

El ataque acontecido en la turística localidad de Cambrils, a 120 kilómetros de la capital catalana, culminó con un tiroteo en el que cinco presuntos terroristas fueron abatidos, señaló esta misma fuente. 

"Los presuntos terroristas circulaban en un Audi A3 y presumiblemente arrollaron a diversas personas, hasta que chocaron con una patrulla de Mossos d’Esquadra (la policía regional de Cataluña, ndlr) y se inició el tiroteo", afirmó. 

La policía vincula este suceso con el atropello masivo ocurrido en la tarde en la céntrica avenida de Las Ramblas, reivindicado por la organización yihadista Estado Islámico, y la explosión el jueves de madrugada de una casa en Alcanar (200 km al sur) donde sospecha que se preparaban artefactos explosivos. 

Según la policía regional, la situación en Cambrils estaba controlada aunque los agentes estaba analizando si los “presuntos terroristas llevaban cinturones explosivos".

"En los próximos minutos tenemos previsto hacer varias explosiones controladas en Cambrils", informaron a través de su cuenta de Twitter

Al empezar la operación policial, la policía y los servicios de emergencia habían pedido a los vecinos de esta localidad confinarse y no salir de casa. 

Cuatro sospechosos fueron detenidos entre el jueves y el viernes, vinculados con los ataques en Barcelona y Cambrils.