Una persona falleció a causa de la represión de las fuerzas de seguridad luego de que manifestantes salieron a reclamar por las calles de la ciudad colombiana de Popayán tras la muerte de una joven de 17 años en esa localidad ubicada al sur de Cali. La protesta culminó también con alrededor de 20 heridos y con una comisaría y una morgue incendiadas

Según denunciaron organismos de derechos humanos, la chica se habría suicidado después de haber sido arrestada y abusada sexualmente por la Policía. El caso ya está en manos de la Procuraduría General de la Nación.

El presidente Iván Duque dio el viernes la orden al ministro de Defensa, Diego Molano Aponte; y al ministro del Interior, Daniel Palacios; para que se trasladen a Popayán para resolver la crisis que se suma al resto de las manifestaciones que sacuden al país y cuya fuerte represión ya dejó 42 decesos.

El nuevo fallecido fue identificado como Sebastián Quintero Múnera, un estudiante de 22 años que perdió la vida por el impacto en el cuello de una granada aturdidora lanzada por miembros del Escuadrón Antidisturbios, según el balance recogido por Caracol Radio.

Además, una tanqueta de la Policía atropelló a un grupo de manifestantes y algunos de ellos resultaron heridos de gravedad, de acuerdo al mismo medio que cifró en unos 20 el total de lesionados. Anteriormente, hubo un ataque a las instalaciones de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), donde, según la denuncia de defensores de derechos humanos, habría sido violada la joven, informó el diario El Tiempo.

Además, incendiaron el departamento de Medicina Legal donde se está investigando el suicidio y los abusos. Defensores de derechos humanos que encabezaron la protesta en Popayán contaron que cuatro menores fueron detenidos la noche del miércoles pasado, entre ellas dos adolescentes mujeres, la que falleció y otra joven que presentó una denuncia formal por abuso sexual contra cuatro policías.

Defensores de derechos humanos que encabezaron la protesta en Popayán contaron que cuatro menores fueron detenidos.


Por su parte, el comandante de la Región Cuatro de Policía, general Ricardo Alarcón, confirmó que los uniformados que trasladaron a la joven fueron identificados y separados de la fuerza mientras se realice la investigación, indicó la agencia de noticias Europa Press. Uno de los agentes, que habló con medios locales bajo condición de anonimato, negó las acusaciones.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció el viernes su solicitud para realizar una visita de trabajo a Colombia para observar en terreno la situación de los derechos humanos alrededor de las protestas sociales. Y señaló que recibió información de varios delitos como la existencia de personas fallecidas y desaparecidas, hechos de violencia sexual, tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes en contra de manifestantes, abusos contra personas defensoras y ataques a indígenas, entre otros.

Estas denuncias se enmarcan en la ola de manifestaciones que se desarrolla en el país desde el 28 de abril, primero en rechazo a un reforma fiscal impulsada por Duque, ya retirada, y que se mantuvieron luego en contra de la militarización del país.

Dos mesas de diálogo entre el Gobierno y la Comité Nacional de Paro fracasaron en la última semana y el domingo habrá un nuevo intento de negociación.

Ver comentarios