Cuando Joe Biden aterrizó en Polonia de cara a la Guerra Rusia- Ucrania, no lo hizo en un transporte cualquiera, sino en uno que tranquilamente podría calificarse como “indestructible”. Estamos hablando del Nightwatch, del cual solo 4 unidades se encuentran activas y que cada una cuesta más de 200 millones de dólares.

El modelo fue bautizado como E-4B y llegó al mundo en 1974, en plena Guerra Fría, cuando uno de los peores escenarios posibles era un enfrentamiento nuclear entre el país del norte y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

A diferencia del Air Force One, que cotidianamente se encarga de trasladar por aire al “líder del mundo libre”, el “Nightwatch” se utiliza en ocasiones especiales, y qué mejor escenario que la guerra entre Rusia y Ucrania.

El avión que trasladó a Joe Biden a Polonia puede soportar armamento nuclear

Los chiches del Nightwatch, el avión con el que Joe Biden llegó a Polonia

La aeronave presume con una sala de conferencias, una sala de información, un área de trabajo del equipo de operaciones, un sector de comunicaciones y finalmente con un área de descanso. Por si fuera poco, y en cuento a sus características defensivas, puede resistir explosiones nucleares y es capaz de reabastecerse de combustible en pleno vuelo. Esto le valió el apodo del “avión del fin del mundo”.

En adición, cuenta con ventanillas reforzadas con malla de alambre y comunicación directa con cualquier nave, avión o submarino norteamericano sin importar su ubicación. En cuanto a la tripulación, es capaz de transportar unas 112 personas en su interior.

Los planos del Nightwatch, el llegó al mundo en 1974. 

 

Semejante avión descansa poco, ya que, al menos una de sus cuatro unidades, se encuentra activo 24 horas durante los siete días de la semana.

La última vez que había sido utilizado había sido durante la visita del ex senador por Delaware a Inglaterra, aunque fue utilizado como apoyo logístico, dado que el mandatario utilizó el mencionado Air Force One.

 

¿Por qué Joe Biden viajó a Polonia?

Se trató de un viaje de emergencia en donde el mandatario discutió la defensa de Ucrania con sus colegas de la OTAN. Además, el país europeo suele tener una muy buena relación con los inquilinos del Salón Oval, desde aquella “amistad” que entablaron Ronald Reagan y el papa Juan Pablo II a finales de la Guerra Fría.

En adición, Donald Trump visitó Polonia en uno de sus primeros viajes fuera del país y dio un discurso en Warsaw, defendiendo los valores occidentales. Durante su administración y, debido a la cercanía ideológica entre el jefe de estado y su par polaco, Andrzej Duda, las relaciones se profundizaron.

Ver comentarios